jueves, 30 de noviembre de 2006

Tres puntos


Sporting Cristal se preparaba para afrontar la temporada 2002 y pactó un compromiso de fogueo ante Unión Española de Chile, que era dirigido por Juvenal Olmos, en el Estadio San Martín de Porres. El cuadro celeste hizo una presentación para el olvido, aunque logró ganar el partido. Luego del encuentro los periodistas fueron a buscar al técnico para que dé su versión sobre la magra actuación, pero no lo ubicaron. Sólo había un jugador celeste con ganas de declarar ante las grabadoras y los micrófonos: "Es cierto, jugamos muy mal. Estamos saliendo recién de la pretemporada y el cuerpo está duro. Pero lo más importante en este momento es que... ¡ganamos los tres puntos!" ¡¿Tres puntos?! Imagino que el futbolista bajopontino intentó justificar el pésimo espectáculo con el hecho de haber ganado la contienda, pero se olvidó que los amistosos no suman puntos. Valen tanto como una pichanga en el barrio entre casados y solteros.