martes, 28 de noviembre de 2006

Ciudad de altura


El brasileño Gilberto Alves, Gil, había sido contratado para dirigir a Alianza Lima en 1996. El ex seleccionado del país de la samba preparaba a su equipo para dirigirlo ante el fusionado y hoy desaparecido Aurich-Cañana, en el Estadio Elías Aguirre de Chiclayo (en la foto), por el Torneo Descentralizado de ese año. Un día, luego de la práctica del cuadro íntimo en Matute, un periodista le preguntó al técnico qué es lo que más le preocupaba del conjunto chiclayano, que era dirigido por el 'Trotamundos' Augusto Palacios. El estratega respondió: "además del equipo, que tiene muy buenos jugadores, me preocupa mucho la altura de la ciudad, eso puede perjudicar a mis jugadores en el campo". Quiero entender, luego del argumento, que Gil no tenía la menor idea de la geografía nacional en ese momento. Quizá los dirigentes le dijeron que Chiclayo es una provincia (y capital) del departamento de Lambayeque y que queda en la zona norte del país. Por eso imagino que el ex futbolista habrá imaginado que una ciudad con esa ubicación tiene altura. No se percató de que está en la costa y a nivel del mar. ¡Plop!