viernes, 24 de noviembre de 2006

¿Paulo César o Paulo a secas?


Paulo Autuori (en la foto) renegaba muy dentro de sí cada vez que los despistados colegas -los escribas y los radioloros- se referían a él como Paulo César, nombre que no correspondía a su carnet de identidad. Sus padres lo habían bautizado como Paulo Autuori de Mello cuando nació en Río de Janeiro en la década de los años 50. Un día, cansado de escuchar y leer en repetidas ocasiones que lo llamasen Paulo César, aprovechó una conferencia de prensa en el Estadio Alianza Lima para aclarar el tema. "Señores, quiero decirles antes de todo que mi nombre es Paulo a secas, nada de Paulo César, Paulo César es Carpeggiani, yo no, mi nombre completo es Paulo Autuori de Mello, ¿todo quedó claro? La concurrencia, muy masiva por cierto (fotógrafos, redactores, reporteros, camarógrafos, dirigentes e intrusos), le respondió sí al unísono. Sin embargo, saliendo de la sesión, un desubicado reportero de una popular radio de Lima les explicó a sus jefes en estudio a través del celular, y ya al aire, que la conferencia de prensa demoró más de la cuenta porque "Paulo César Autuori, entrenador de Alianza Lima" se había tomado unos minutos más para aclarar cuál es su verdadero nombre. Hasta hoy algunos colegas siguen refiéndose de esa manera al ex seleccionador nacional, que hoy trabaja en Japón luego de un tiempo exitoso con Sao Paulo de su país natal. Paulo, yo, en tu lugar, me sentiría halagado. Porque felizmente nadie te dice "Paulo a secas Autuori de Mello". César solo al que le corresponde...