miércoles, 5 de diciembre de 2007

¿Un Óscar devaluado?


Era juvenil del Deportivo Zúñiga y, por sus buenas actuaciones en los torneos de la AFIM y de la ADFP, Sporting Cristal lo llevó a sus filas en el 2000. El futbolista Oscar Del Portal Oliveri (en la foto) (Lima, 1982) integró el equipo profesional celeste que fue campeón nacional en la temporada 2002 de la mano del brasileño Paulo Autuori. Del Portal, un cumplidor volante ofensivo por la banda izquierda, había disputado -sin éxito- su primer partido internacional en un amistoso ante Atlético Peñarol de Uruguay en el Estadio Nacional. Posteriormente, pasó por Estudiantes de Medicina de Ica (2003), con el que marcó su único gol en la Primera División (a Oscar Ibáñez, de Cienciano del Cusco, en el estadio José Picasso Peratta). En el 2004, cuando ya había quedado libre del club de La Florida, reforzó a Deportivo Municipal, que casi logra el ascenso, pues perdió en la final ante Sport Áncash de Huaraz. En el 2005, mientras se reinsertaba en la vida universitaria (es estudiante de Derecho en la Universidad de Lima), hizo su estreno como conductor de televisión en Cable Mágico Deportes (CMD), labor que hasta hoy desempeña con regularidad. Este año, para no perder continuidad en el fútbol profesional, se incorporó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), con la que peleó sin fortuna un lugar en la máxima categoría. Del Portal, de 166 centímetros de estatura, era lateral zurdo en Cristal B, volante por izquierda y enganche en 'La Academia' y en el cuadro sanmarquino resaltaba por cumplir labores mixtas. En su momento fue citado a la Preselección Sub 23 por Autuori, quien condujo al combinado nacional en el Preolímpico que se disputó en Chile, en el 2004. Debe ser el único caso en la historia por desempeñarse en paralelo como futbolista profesional y como comentarista en la televisión. Hace poco, en una entrevista que le hizo el diario oficial El Peruano, Del Portal reveló: "En el fútbol me faltó suerte, porque tengo más cualidades que otros que son jugadores del montón". Y tiene razón.

martes, 4 de diciembre de 2007

Cualquiera es reportera

El técnico argentino Osvaldo Piazza (en la foto) residía en Lima en 1998. Después de ser campeón con Vélez Sarsfield de su país había sido contratado por Universitario de Deportes. El 'Pelado' estaba puntero con el cuadro crema, que arrasaba en el Torneo Apertura con Eduardo Esidio y Roberto 'Foca' Farfán en el ataque. Una noche, luego de un triunfo de su equipo por 3-0 sobre Juan Aurich de Chiclayo en el Estadio Nacional, fue abordado por los periodistas en el camarín. Le preguntaron si la 'U' ya había llegado a su nivel, si por la victoria holgada ya tenía el cartelito de candidato, si estaba conforme con la producción del debutante Mario 'Machito' Gómez –quien arrancó el encuentro como volante ofensivo-, interrogantes que el entrenador respondió rápido y conciso antes de retirarse. Sin embargo, cuando estaba a punto de subir al bus que lo iba a llevar de vuelta a la concentración, una joven bailarina, que fungía de reportera de un programa cómico-deportivo en la televisión, le consultó: "profesor, la última, ¿duerme con ropa o desnudo?" Piazza, entre sorprendido y risueño, solo dibujó una media sonrisa en la boca y trepó a la movilidad. El entrenador, luego de esa pregunta inadecuada y fuera de contexto en el momento, salió campeón nacional al ganarle por penales a Sporting Cristal. ¿Y la reportera? El programa en el que trabajaba fue levantado del aire y ella, con el tiempo, colgó las tangas y fungió –otra vez- como actriz en una obra de teatro al mismo tiempo que acaparaba las portadas de los periódicos al hacer público su romance con un comentarista adiposo.

El arquero del medio millón


Raúl Fernández (en la foto), entre errores groseros y grandes aciertos, se apoderó este año del arco de Universitario de Deportes, en detrimento de José Aurelio Carvallo, relegado a la suplencia por el entrenador argentino Ricardo Gareca, sucesor del paraguayo Julio Carlos Gómez. Fernández, de 183 centímetros de estatura, había sido prestado al Sport Áncash de Huaraz para que se foguee en el torneo doméstico, pero en el 2005, cuando recién había sido promovido al primer equipo crema por José Horacio Basualdo, surgió la opción de que se pruebe en Boca Juniors de Argentina por las buenas relaciones del entonces presidente crema Alfredo Gonzales con sus pares argentinos. El juvenil arquero viajó a Buenos Aires, se sometió a un periodo de prueba de una semana y, cuando estaba a punto de firmar contrato con el club xeneize porque su producción convenció al comando técnico, el polémico y robusto dirigente pidió un dineral para venderlo. “Vale quinientos mil dólares, pagan eso o él vuelve a Lima”, dijo tajante el ex congresista de la República. Los dirigentes argentinos se miraron sorprendidos entre ellos y, como era de esperarse, no aceptaron las ¿exigencias? del titular crema, pues no estaban dispuestos a desembolsar esa fuerte suma de dinero por un futbolista que no tenía ni un minuto en Primera División y que hasta ese momento solo había estado un par de veces en el banco de suplentes. Hoy Gonzales, felizmente, ya no está metido en el fútbol, al menos activamente, pero amenaza con volver.

Fue ayer y no me acuerdo


Alianza Lima iba a presentarse en Cusco para enfrentar a Cienciano en el Torneo Apertura 2006. Durante la semana previa al compromiso, algunos jugadores blanquiazules, como para calentar el encuentro, empezaron a comentar que en la Ciudad Imperial no debería jugarse fútbol profesional por la altura extrema y, sobre todo, porque el público es muy hostil con los visitantes. Este comentario, por supuesto, no cayó bien en el conjunto rojo y uno de sus atacantes estrellas –Miguel Mostto (en la foto)- se dio el trabajo, con alto grado de resentimiento, de responder a los agravios. El encuentro se disputó y acabó 0-0 en el estadio Garcilaso de la Vega. Ya en el Clausura los equipos iban a enfrentarse de nuevo, esta vez en Matute y Mostto, al llegar a Lima, dijo que iban a dar un “Matutazo” ganándole a los íntimos en su propia cancha y, sobre todo, que jamás se pondría la camiseta blanquiazul ni por todo el dinero del mundo. Al enterarse de las declaraciones del delantero rojo, Gerardo Pelusso, entonces entrenador del equipo de La Victoria, solo atinó a decir a un reportero de televisión: ¿Ha dicho que nunca jugará por Alianza? Yyyyyy…, qué puedo decir, hace dos meses su empresario lo ofreció al club porque él se moría por jugar en Alianza, porque se quejaba de que su presidente (Juvenal Silva) lo paseaba con el aumento de sueldo y con la promesa de que iba a caerle un dineral si se cerraba una operación por una jugosa oferta de un club del exterior”. Mostto respondió en la cancha, hizo dos goles en el arco de George Forsyth, su equipo ganó 2-1 y, aunque no logró, finalmente, ser campeón nacional en ese año, sí emigró al exterior: hoy defiende al Barnsley de Inglaterra.

Chileno infeliz


El atacante chileno Luis Núñez Blanco (en la foto) llegó para reforzar a Universitario de Deportes en el Torneo Clausura 2007. El futbolista, ex goleador de la Universidad Católica, fue recomendado por José 'Chemo' Del Solar –quien lo dirigió en el equipo cruzado en el primer semestre de este año- a la directiva que preside Gino Pinasco. Núñez, de 27 años, empezó en buen nivel, hizo goles, dio varias asistencias y, por supuesto, se ganó un lugar entre los titulares con el comando técnico del paraguayo Jorge Amado Nunes. Después, cuando partió el 'Cenizo' y asumió Julio Carlos Gómez, el futbolista fue relegado al banco de suplentes por el cupo de extranjeros, pues el reglamento del torneo local solo permite la inclusión de tres foráneos entre los titulares y los reservas. Con el argentino Carlos Alberto 'Negro' Galván y los colombianos Mayer Candelo y Héctor 'Vagón' Hurtado en excelente momento, Núñez empezó a ver los partidos desde la tribuna, lo que motivó que amenazara hasta en dos ocasiones con abandonar el club con el que tiene contrato hasta julio del 2008. Este ex seleccionado chileno aceptó firmar por la 'U' por una temporada porque no le convencía la idea de enrolarse en el equipo filial de un poderoso cuadro mexicano que se interesó por sus servicios y que tenía el cupo de extranjeros cubierto en la Liga de ese país. Recientemente este ex internacional con la 'Roja' le confesó a un diario deportivo limeño, quizás resentido y en caliente, que sentía que en su equipo no lo querían por "ser chileno" (sic), en alusión a la supuesta animadversión que existe entre peruanos y sureños desde la guerra que los enfrentó el siglo antepasado por obtener supremacía territorial. Núñez, aparentemente, se debe haber olvidado que Juan Carlos 'Pato' Letelier se hizo ídolo de la Trinchera Norte cuando en 1992 marcó goles decisivos para el título nacional que obtuvo Universitario en ese año. Y no consideró que, fuera de las declaraciones desafortunadas de Fernando Vergara –por las que se ganó anticuerpos en el Monumental-, Fernando Martel y Rodrigo Pérez fueron campeones con Alianza Lima en el 2006 en el estadio de Matute, donde la barra principal de los íntimos, Comando Svr, los ovacionó sobremanera por su actuación brillante en la temporada y no cesaba de cantar durante las celebraciones: "Chile corazón", "Chile corazón", "chileeeenoooo", "chileeeenoooo". En Ate ya empezaron a especular con que el ex jugador de Magallanes y Unión San Felipe no cumplirá su contrato y volverá a su país para instalarse en Colo Colo o en la Universidad de Chile, en los que, si vuelve a ser marginado de los dieciocho concentrados, va a reclamar seguramente que no lo quieren por su pasado cruzado.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Un peso pesado


Alianza Lima necesitaba con urgencia a un centro delantero para afrontar la Copa Libertadores del 2003. La directiva del club de La Victoria recibió miles de hojas de vida y entre ellas había una, la del liberiano Christopher Wreh (en la foto), primo del famoso George Weah (ex AC Milan de Italia) y ex jugador del Arsenal de Inglaterra (5 goles en 46 presentaciones), quien se instaló en Matute para pasar una prueba, en la que debía, además, bajar de peso. El representante del africano, el Agente FIFA Ricky Schanks, comentó sobre el atacante (que pesaba 105 kilos): "Que esté subido de peso no será ningún inconveniente. Él es un atleta y el exceso lo bajará muy rápido. Ya demostrará todas sus cualidades". Pasaron los días y el colombiano José 'Chepe' Torres, entrenador de los blanquiazules, seguía observando grasa en la humanidad del futbolista y, como debía definir a los 25 futbolistas que tenía que inscribir en la Copa, decidió desaprobar la continuidad del artillero -que sudaba la gota gorda al lado del preparador físico uruguayo Mario Mendaña- y en su lugar llegó el argentino Nicolás Tagliani. Wreh, nacido en Monrovia en 1975, fue internacional con Liberia en varias ocasiones, actuó, entre otros equipos, en Mónaco y el citado Arsenal, antes de retirarse por breve tiempo del fútbol profesional en el 2005 para dedicarse a su carrera musical con el grupo 'Soul Rebels'. En el 2007 volvió a la actividad y hasta ahora se desempeña en el Perseman Manokwari, de la Liga profesional de Indonesia, a los 32 años.

viernes, 19 de octubre de 2007

Un NN ilustre


A la directiva de Universitario de Deportes le ofrecieron, en 1997, un volante de contención de origen africano que respondía al nombre de Geremi Sorele Njitap Fotso (en la foto), o simplemente Geremi. El futbolista, nacido en Camerún en 1978, había empezado su carrera en el Rácing Football Club, de Bafoussan, una ciudad de su país natal, y después se fue a jugar por seis meses al Cerro Porteño de Paraguay, en el que solo disputó seis partidos en la Liga de ese país. El responsable de la Comisión de Fútbol de la 'U' revisó el currículo del jugador y, luego de consultarle al presidente del club, le bajó el pulgar: "A éste no lo conoce nadie. Mejor traemos un delantero", dijo. Geremi, por supuesto, jamás pisó suelo peruano. Ni siquiera como turista. Como el popular cuadro guaraní no le renovó el contrato él prefirió aceptar una jugosa oferta del Gençlerbirligi de Turquía, en el segundo semestre del 1997, para dar el gran salto de su carrera al Real Madrid en 1999. En el 2002 se marchó al Middlesbrough, en el 2003 al Chelsea y en esta temporada, la 2007-2008, se mudó al Newcastle United, también de Inglaterra. Dicen que, cuando Geremi fichó por el cuadro madridista por una millonaria cifra, más de un dirigente crema se jaló los pelos por haber menospreciado a un africano desconocido que había sido ofrecido por una bicoca al club, que en ese año, en 1997, no logró clasificar a la Copa Libertadores de 1998 y, además, vio cómo su archirrival, Alianza Lima, se quedaba con el título nacional después de 19 años de sequía.

Sigue siendo Amado

Coronel Bolognesi y Universitario de Deportes se enfrentaron en el Estadio Jorge Basadre de Tacna por el Torneo Clausura, Copa Cable Mágico. El resultado fue 0-0, pero el hecho anecdótico de la contienda ocurrió en el camarín visitante, donde un 'despistado' periodista -quizás el responsable de la jefatura de prensa de la 'U'- pegó en la pared un papel en el que figuraban el cuerpo técnico de ese equipo y los jugadores que fueron considerados titulares y suplentes por el DT. En el documento aparecía como director técnico el paraguayo Jorge Amado Nunes y su asistente Julio Carlos Gómez, también de origen guaraní, cuando en realidad el responsable de la dirección técnica era el ex goleador argentino Ricardo Gareca, quien había tomado el lugar de su compatriota Omar Jorge, elegido como interino tras la renuncia de Gómez, ex asistente del 'Cenizo'. Dicen que el error fue adrede y que, pese a que el ex '10' dejó el Estadio Monumental de Ate por diferencias con los dirigentes, su imagen en la Trinchera Norte sigue intacta porque, definitivamente, se metió en el corazón de la hinchada. Debe ser, entonces, el único extranjero que es considerado como ídolo máximo en la historia de ese club. Dicen, además, que el puñetazo en la cara del argentino Juan Carlos Kopriva en un clásico disputado en Matute en 1994 es el más fuerte aval de Nunes para haberlo logrado en tres años vestido de crema (1993-95)

sábado, 29 de septiembre de 2007

El 'Sapo' y su laguna


Colo Colo y Alianza Lima se enfrentaron el 8 de setiembre en el Estadio David Arellano de Santiago en un duelo a beneficio por los damnificados del terremoto que azotó varias ciudades del Perú el 15 de agosto del 2007. El encuentro, que fue transmitido por la Televisión Nacional de Chile, acabó 0-0 y en el transcurso de él las cámaras enfocaron permanentemente a José Soto Gómez, de 37 años, ex capitán de los blanquiazules y asistente técnico del chileno Miguel Ángel Arrué en el equipo limeño. En una de las tomas hacia el referido ex jugador, el veterano comentarista sureño Sergio Livingstone (en la foto), de 87 años, repetía que se trataba de Jorge 'Camello' Soto, que era un ex lateral de las selecciones peruanas y que estaba haciendo sus pinitos como ayudante de campo. Durante la emisión del duelo nadie le dijo al ex arquero de la Universidad Católica de Chile y Racing Club de Argentina que la mano derecha de Arrué era nada menos que José (Lima, 1970), quien se retiró del fútbol a fines del 2006 tras el título nacional logrado por Alianza Lima, y no de su hermano menor Jorge (Lima, 1971), jugador de Sporting Cristal, quien podría dejar el fútbol activo en esta temporada luego de 17 años como profesional. José y Jorge jugaron juntos en Deportivo Municipal entre 1990 y 1992, en Sporting Cristal entre 1995 y 1996, y en la blanquirroja entre 1992 y 2001. 'Pepe' era volante de contención y acabó como zaguero central y el 'Camello' se estrenó como líbero, y luego pasó a ser lateral, volante en primera y segunda línea y hasta delantero efectivo con la camiseta celeste.

jueves, 27 de septiembre de 2007

Este 'Cuchi'...


Alfonso de Souza Ferreira Remuzgo (en la foto) es un empresario exitoso y desde el 2002 es presidente del Club Alianza Lima, el actual campeón nacional. Bajo su mandato, el cuadro blanquiazul ha obtenido cuatro títulos nacionales (2001, 2003, 2004 y 2006), pero a nivel internacional la suerte le ha sido esquiva, pues en la Copa Libertadores de este año, por ejemplo, el equipo que era dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso fue el último clasificado al acumular solo derrotas en seis presentaciones en la primera fase. En el 2005, el club íntimo no realizó una buena campaña en el Torneo Apertura, igual ocurrió en el exterior, pero logró vender al fútbol español a Juan Diego Gonzales-Vigil Bentín, nacido en Lima en 1985, y goleador del torneo casero con 10 tantos. El atacante, que no había sido inscrito en la Copa Libertadores, le hizo cuatro goles a Cienciano una noche en La Victoria y luego alcanzó la decena de anotaciones para volver a Europa (había actuado fugazmente en el Lokomotiv de Georgia en el 2000) Gonzales-Vigil, hincha de Deportivo Municipal y ex estudiante del Colegio Alpamayo de Lima, fue a la Liga española en la Segunda División con el Málaga B Club de Fútbol, la filial del equipo profesional, pero no tuvo fortuna: una serie de lesiones y el cupo de extranjeros lo apartaron del equipo titular. El futbolista, ex seleccionado juvenil y recientemente estrenado a nivel absoluto con José 'Chemo' Del Solar, estuvo una temporada en Málaga, la 2005-2006, que lo prestó al Zulte Waregem de Bélgica por seis meses. Ante la escasez de oportunidades decidió volver al Perú y fichar por Cienciano en el primer semestre del 2007. Jugando la Copa Libertadores le marcó un gol de cabeza a Boca Juniors de Argentina (3-0), en el Estadio Garcilaso de la Vega, y, tras no llegar a un acuerdo con Juvenal Silva –titular de los rojos-, decidió negociar su traspaso con dos equipos grandes: Alianza Lima y Universitario. Al equipo de La Victoria le dijo que no porque 'Cuchi', que lo alabó hasta el cansancio cuando fue vendido a España en el 2005, le pidió una fuerte suma de dinero para enviarle el pase. Por eso el futbolista prefirió ir a gritar sus goles en el Estadio Monumental de Ate. ¿Y Alianza? Se decidió por el paraguayo Juan Ignacio Acosta Cabrera y por el colombiano Mauricio Mendoza.

martes, 11 de septiembre de 2007

Amores perros


Flavio Francisco Maestri Andrade (Lima, 1973) se formó en Sporting Cristal, y debutó en ese club en Primera División en 1991. Fue seleccionado nacional Sub 17, Sub 20, Sub 23 y absoluto, además de militar en España (Hércules de Alicante), Chile (Universidad de Chile), Brasil (Vitoria de Bahía), México (Real San Luis) y China (Shanghai Shenhua). El 'Tanque', como le dicen, fue campeón con Sporting Cristal (1991, 1994, 1995 y 1996) y en julio del 2004, cuando había acabado su vínculo con el equipo brasileño, estuvo a punto de volver a La Florida, pero una decisión de la directiva celeste lo hizo mudarse a La Victoria. El club de toda su vida, en el que había planeado retirarse del fútbol profesional, prefirió renovarle al delantero brasileño Sergio Junior, Serginho, antes que volver a contar con él en el ataque. Maestri, entonces, decidió firmar por Alianza Lima, al que había minimizado en 1995, luego de que Cristal se titule monarca máximo del balompié peruano en el Estadio Nacional de Lima. El espigado atacante se puso la blanquiazul en el Torneo Clausura 2004 (hizo cuatro goles) y en diciembre se proclamó campeón nacional, justamente por una victoria sobre los del Rímac en tanda de penales. En el 2005 se fue a la ignota Liga de China a hacer dinero, y en el 2006 regresó a Matute para dar otra vuelta olímpica, esta vez ante Cienciano del Cusco. Recientemente Maestri, hoy con 34 años encima, ha anunciado que es muy posible que su último club en el fútbol profesional sea Alianza Lima -con el que se ha identificado en los últimos años-, que después de retirarse de la actividad será representante de futbolistas y, sobre todo, que jamás volverá a pisar La Florida.

La sombra del 'Melli'


Era 2005 y la directiva de Alianza Lima, campeón en el 2004, decidió contratar, entre otros, a Gustavo Barros Schelotto (La Plata, 1973) como refuerzo para el mediosector por pedido del entrenador rioplatense Rubén Darío Insúa. El futbolista argentino, opacado en su carrera por su hermano mellizo Guillermo, había jugado en Gimnasia y Esgrima (LP), Boca Juniors, Racing Club, Unión, Rosario Central, todos de Argentina, y Villarreal de España, antes de ponerse la blanquiazul por seis meses. Disputó con los íntimos el Torneo Apertura de ese año y la Copa Libertadores sin llegar a destacar, lo que generó una profunda decepción, pues venía precedido de un importante cartel. Con el equipo de La Victoria rezagado en el torneo doméstico y eliminado del certamen internacional, el jugador rescindió contrato porque el club no podía mantenerlo –ganaba 20 mil dólares mensuales- y se marchó al Puerto Rico Islanders, de la Liga Americana de Fútbol (LAS), donde estuvo hasta marzo de este año. En agosto último, después de que su hermano fichara por el Columbus Crew, de Ohio, en la MLS de Estados Unidos, hizo oficial su retiro del fútbol para dedicarse a ser comentarista de televisión en TYC Sports, mientras concluye sus estudios para titularse como entrenador profesional. Cuando en Matute recuerdan a Barros Schelotto, más de uno comenta, lamentándose, que Guillermo, el multicampeón xeneize, fue el que debió instalarse allí.

jueves, 23 de agosto de 2007

Amigos y rivales


El ex internacional brasileño Jorge Ferreira da Silva, Palhinha (en la foto), y el futbolista nacional Jean Ferrari se conocieron cuando actuaron por Sporting Cristal en el 2000. Ambos hicieron una gran amistad, que se trasladó más allá del fútbol. El ex jugador de Sao Paulo asistía con frecuencia a la cevichería que Ferrari había instalado en el residencial barrio de San Isidro, en Lima. Palhinha era caserito en el negocio del ex volante de Universitario: asistía a él con su esposa e hija. Pero en el 2001 el ex integrante del Scratch pasó a Alianza Lima y en los duelos ante el cuadro celeste por el torneo doméstico más de una vez tuvo fuertes roces con su amigo Ferrari, quien lo marcaba con mucha rudeza y llegó a decir públicamente, quizá en caliente, que el ex Cruzeiro le corría a la pierna fuerte, que se hacía el lesionado para no jugar partidos importantes y que por eso nunca tuvo éxito en Europa (en Real Mallorca) y en el combinado verdeamarelho. Ese año Alianza Lima fue campeón nacional y los periodistas, cuando se enteraron de que Palhinha no iba a disputar el partido final ante Cienciano en Cusco el 29 de diciembre, fueron a buscarlo para que responda a los comentarios ofensivos que venían de Ferrari: “No me importa lo que él diga, yo soy campeón de la Copa Libertadores y de la Copa Intercontinental, no tengo que vender pescado para vivir”.

Las garras del 'Puma'


El legendario José Luis Carranza Vivanco (Lima, 1964) se había retirado del fútbol profesional en el 2004 en una fiesta inolvidable en el Estadio Monumental de Ate, y un año después, en el 2005, era invitado constantemente a inaugurar torneos de aficionados en diferentes localidades de Lima. En uno de ellos, muy concurrido en el Cono Norte de la capital, el público pidió con insistencia que el ídolo de Universitario de Deportes en los últimos veinte años, luego de la intervención del entonces Alcalde de Los Olivos, tome la palabra y aliente a los participantes, con su peculiar verbo, a hacer deporte sanamente y sin recurrir a las drogas para superarse. El 'Puma', vitoreado al unísono por la multitud, subió al estrado, cogió el micrófono, respiro hondo, miró a la concurrencia por cinco segundos y, cuando ella esperaba escuchar el retórico y famoso "la 'U' es la 'U'", atinó a decir: "Yo-soy-un-hombre-de-po-cas-pa-la-bras-yo-ha-blo-con-he-chos". La frase memorable generó risas interminables y el ex futbolista, después de algunos meses de apadrinar eventos similares, decidió incursionar en la política, mundo en el que tuvo participación breve como candidato a la Alcaldía de San Martín de Porres.

jueves, 9 de agosto de 2007

Nunca digas nunca


En el 2002 la directiva de Universitario de Deportes contrató al argentino Ángel Cappa Polchi como entrenador del plantel principal. El ex director técnico de Tenerife y de Real Madrid en España logró el título del Torneo Apertura tras igualar (0-0) con Alianza Lima en el Estadio Mansiche de Trujillo. El plantel crema dio la vuelta olímpica en ese escenario y, ya en el camarín, los cánticos alusivos hacia el clásico rival se repitieron constantemente entre los jugadores. "Llora, llora cag…, llora, llora cag…, el que no salta es un cag…, el que no salta es un cag…", fueron las frases que acapararon la celebración de los flamantes campeones. Uno de los más emocionados en el vestuario era Carlos Fabián Orejuela Pita (Lima, 1980) -un crema hasta los huesos-, quien, en caliente, empezó a repetir que la 'U' es la 'U', que es el mejor equipo del Perú, que es lo más grande del fútbol nacional y, sobre todo, que nunca jugaría en el país en otro equipo que no fuera la 'U' y que jamás se pondría la blanquiazul ni por todo el dinero del mundo. Una semana después del título crema en la Ciudad de la Eterna Primavera, el Estadio Monumental parecía un funeral, los jugadores lucían caras largas porque estaban impagos y al final de la temporada tuvieron que conformarse con el subtítulo nacional. Orejuela –¡oh sorpresa!- se fue a Sporting Cristal (2003), luego a Sport Boys (2004), a Cienciano del Cusco (2005) y en el 2006, por una suculenta oferta, se mudó a La Victoria para jugar en ¡Alianza Lima!, con el que fue campeón y dio la vuelta olímpica en el mismísimo estadio de Matute. El jugador estaba en la lista de elementos renovables para la temporada 2007, pero prefirió volver al Rímac para lograr mayor continuidad, pues con el uruguayo Gerardo Pelusso había sido prácticamente pieza de recambio. Hoy alterna en el primer equipo celeste, que entrena Juan Carlos Oblitas, y solo piensa en hacer goles, en ser campeón nacional y en emigrar al exterior a los 27 años.

jueves, 2 de agosto de 2007

Capo en Chile


Alianza Lima había quedado subcampeón peruano en 1993, detrás de Universitario de Deportes, y en 1994 debía enfrentar a su clásico rival y a los ecuatorianos EMELEC y Barcelona de Guayaquil en la primera fase de la Copa Libertadores. Por eso la directiva aliancista le renovó la confianza al entrenador chileno Miguel Ángel Arrué e invirtió en contratar al chileno Oscar Wirth (arquero), y a los argentinos Rubén Alejandro Tanucci (defensa), Juan Carlos Kopriva (volante), Henry Homann (volante) y Carlos Gustavo De Lucca (en la foto) (delantero). Este último llegó a La Victoria de manera sorpresiva, pues había aterrizado en Lima como refuerzo... del campeón nacional (incluso se tomó fotos con la camiseta crema). Al cuadro blanquiazul no le fue bien en la Copa (fue eliminado luego de disputar los seis partidos iniciales), Arrué fue despedido de su cargo y De Lucca (Buenos Aires, 1962), uno de los refuerzos más controvertidos –que solo hizo dos tantos-, tuvo problemas con los dirigentes del club y se marchó a Chile para integrarse a Regional Atacama, prestado por O'Higgins de Rancagua, dueño de su pase en ese entonces. El 'Pelao', como le dicen, defendió después a Deportes Temuco (1995), Santiago Wanderers (1996) y Everton (1996), su último club como profesional. Este atacante argentino, ex combatiente en la Guerra de las Malvinas en 1982, empezó su carrera en River Plate (divisiones menores) y luego pasó por Atlético Nueva Chicago, Atlético All Boys, Atlético Talleres de Remedios de Escalada y Atlético Douglas Haig de Pergamino, todos de Argentina. Posteriormente militó en Santiago Wanderers (1987), Cobreloa (1988), Deportes La Serena (1988-89), Baden de Suiza (1990) y O'Higgins (1991-1993-1994) y Colo Colo (1992). Fue goleador del Campeonato Nacional de Chile, en 1988, junto al peruano Juan José Oré (con 18 anotaciones), y con el 'Cacique' celebró la obtención de la Recopa, en Japón, en 1992. De Lucca ganó amplio reconocimiento en la Liga de ese país por su efectividad, sobre todo cuando marcaba de cabeza, su arma letal.

martes, 24 de julio de 2007

'Toro' mata


Es, de hecho, un futbolista que dejó huella en Universitario de Deportes. Formado en las canteras de Vélez Sarsfield de Buenos Aires, Roberto Mauro Cantoro (Ramos Mejía, Argentina, 1976), conocido como el 'Toro', tenía 21 años cuando llegó al fútbol peruano para ser estrella y, claro, también campeón. Había estado en Atlético Rafaela una temporada en Segunda División, y entre 1997 y 1999 vistió con éxito la camiseta crema. Posteriormente, emigró al Blooming de Santa Cruz, Bolivia, que le sirvió como trampolín para llegar al fútbol italiano. Allá defendió al modesto Ascoli. Pero en el año 2001, Wisła Cracovia, de la Liga profesional de Polonia, lo llevó a sus filas. Cantoro, ex seleccionado juvenil albiceleste, se lucía en el Perú como un atacante o un mediapunta con mucho gol. En esas demarcaciones siguió destacando en Bolivia, en Italia, pero en Polonia el técnico de su actual club lo retrocedió unos metros y lo ubicó como mediocentro (lo que llamamos volante central o de contención), donde rinde con creces hasta hoy. Cantoro es uno de los mejores en ese puesto en esa Liga de Europa y, luego de adquirir la nacionalidad polaca a fines del 2005, fue considerado por el seleccionador de ese país. Sin embargo, el 'Toro', que entrenó varias semanas con el combinado rojiblanco, se quedó con las ganas de jugar el último mundial de Alemania 2006 por una decisión de la FIFA, que se lo impidió porque disputó la Copa del Mundo Sub 17, en Japón (1993), con su país natal. La Federación polaca ha hecho un pedido de reconsideración y espera la respuesta para contar pronto con él en las eliminatorias de la Eurocopa del 2008 y, por supuesto, para afrontar la fase de clasificación rumbo a Sudáfrica 2010. Cantoro ya ha expresado varias veces que quiere ponerse la camiseta de su país de adopción oficialmente y, de ser posible, cuando esté al borde del retiro, volver a la 'U', club del que es ídolo por esos tres años de gloria celebrando títulos con la Trinchera Norte.

jueves, 19 de julio de 2007

Arquero con proyección


Nació en España, pero se nacionalizó peruano y llegó a defender a Alianza Atlético de Sullana en algunos partidos en el Torneo Clausura 2006. Josué Castells Prat (Barcelona, 1985) es arquero, mide 187 centímetros, atajó en las divisiones menores de Deportivo Pesquero de Chimbote (1995-2000) y de Sporting Cristal (2000-2004) y, luego de no recibir ofertas interesantes en el Perú, prefirió volver a su país natal para seguir su carrera deportiva. Entre enero y junio de este año defendió al Club Esportiu Europa, un cuadro catalán en la Tercera División española y actualmente juega en FC Santobia, que también pertenece a territorio hispano. En La Florida, Castells era entrenado por Elías Acevedo y fue integrante del plantel profesional desde el 2004 hasta el 2006. Wilmar Valencia, Luis 'Puchito' Flores, Franco Navarro, Julio 'Lulo' Argote, el argentino Edgardo Bauza y el ex internacional José 'Chemo' del Solar lo dirigieron desde los juveniles hasta su promoción al primer equipo. Entre julio y diciembre del 2006, como mencionamos, se muda a Sullana bajo la dirección técnica de Eduardo Asca, quien conocía su trabajo desde el Rímac. Aunque es español de nacimiento, Castells vivió mucho tiempo en Lima y se siente un peruano más, razón por la que desea integrar en algún momento la selección del país que cobijó a su familia hispana durante años. Este arquero, que dejó inconclusos sus estudios de Comunicación Audiovisual en la Pontificia Universidad Católica del Perú, fue campeón con Sporting Cristal en el 2005 y ostenta varios títulos como juvenil con la camiseta celeste. No hay que perderle el rastro.

jueves, 12 de julio de 2007

Pudo ser cruzado


Había empezado en Yo Calidad del Callao al lado de su compadre Alfonso ‘Puchungo’ Yáñez y luego, ya a nivel profesional, fichó por Sport Boys y en 1989 llegó a Universitario de Deportes. Andrés Aurelio González Luján, conocido como 'Balan', era un atacante espigado, corpulento, veloz y, sobre todo, goleador. Por eso fue convocado a la selección nacional por el brasileño José Macia, ‘Pepe’, para disputar algunos partidos del proceso premundialista rumbo a Italia 1990. 'Balán' le marcó a Bolivia en Lima (derrota peruana de 2 a 1), pero su aporte no alcanzó para lograr un lugar en la cita máxima en Europa. En 1991, González era uno de los artilleros de la 'U' en el Torneo Regional que se disputaba en la época y, quizá por la recomendación de José 'Chemo' Del Solar –jugador de la Universidad Católica (su escudo aparece en la imagen) en ese entonces-, la institución santiaguina se fijó en él para reforzar su zona ofensiva. El acuerdo de club a club –entre la 'U' y la UC- ya estaba hecho y sólo faltaba que el goleador chalaco destaque en la Copa América de Chile para que se cierre la transferencia. ‘Balán’ viajó a Chile con la delegación peruana, había llevado el contrato que debía firmar y todas sus pertenencias, pues deseaba una estadía prolongada en la capital chilena. Una noche en la habitación del hotel donde se alojaba Perú, Miguel Company, entonces DT de la blanquirroja, le preguntó si se sentía bien para formar parte del once inicial ante Paraguay en el estreno del grupo, y el futbolista dijo: “No, no me siento bien”. Company, tras escuchar la respuesta, lo excluyó del plantel y en su lugar hizo jugar a Roberto Martínez (volante ofensivo natural) como atacante ante el conjunto guaraní, que acabó ganando 1-0. La decisión del seleccionador generó, además de que el club sureño desistiera de contratar al atacante, diversas críticas hacia González, quien fue suspendido por el Instituto Peruano del Deporte por negarse a defender a su país en una competencia internacional. ‘Balán’ sólo alcanzó la amnistía a través de una resolución que emitió en 1993 el ex presidente de la República, Alberto Fujimori, quien quedó sorprendido por los goles del ariete en la Copa Libertadores. Y volvió a la selección, ya con Vladimir Popovic y Juan Carlos Oblitas a la cabeza, pero su rendimiento en la Eliminatoria estuvo lejos del que mostraba en el torneo casero y en el mencionado certamen internacional. 'Balán' vive hoy en Texas con su esposa e hijos, trabaja en una empresa de Construcción Civil y sólo tiene actividad deportiva cuando se reúne con los inmigrantes de la zona.

miércoles, 4 de julio de 2007

Un Mamey…



Varios productores de la televisión peruana recurren a ex futbolistas consagrados para que comenten de fútbol en los programas deportivos. Ellos dicen que no hay palabra más autorizada que la de una ex gloria del fútbol nacional. Por eso un canal deportivo de cable reclutó hace tiempo a algunos jubilados del balompié para que analicen el torneo doméstico en un programa nocturno. Un tarde, durante la transmisión de un partido entre Universitario de Deportes y Deportivo Municipal por el Torneo Apertura 2007, uno de los comentaristas, con pasado brillante en la ‘U’, en Sporting Cristal, en el fútbol argentino y en el belga, no se cansaba de alabar el juego de un rústico medio campista –al que se refirió en todo momento como ¡Luis Mamey!- que el cuadro crema adquirió de José Gálvez de Chimbote para reforzar ese sector. Él era, pues, el jugador más destacado del compromiso en ese momento, según el analista, conocido por tener como apelativo el nombre de un pez. Y es que su actuación impidió que el cuadro de la franja arrasara con la ‘U’ en el mismísimo Estadio Monumental. Municipal ganó al final y el elogiado Mamey, pese a ser del conjunto vencido, resultó premiado como el mejor del campo. Lo extraño es que ningún miembro del equipo de producción, y menos el narrador que completaba el panel, corrigió oportunamente al ex futbolista, quien, además de fungir como comentarista por una descabellada decisión superior, nunca se percató de que el nombre correcto era ¡Luis Mayme! (en la foto), ¿refuerzo? cuestionado de la 'U' a inicios de año.

miércoles, 27 de junio de 2007

Viejo y diablo


Corría el año 1996 y la selección peruana disputaba la Eliminatoria mundialista rumbo a Francia 1998. Miguel Miranda era el arquero nacional y alternaba actuaciones altas y bajas, mientras que el uruguayo Julio César Balerio Correa (Piriápolis, 1959) se lucía en el arco de Sporting Cristal en el torneo doméstico y en la Copa Libertadores. Como 'Miguelón', entonces con 30 años, no garantizaba seguridad en su función, el 'Viejo', ya nacionalizado peruano, fue llamado por Juan Carlos Oblitas para cuadrarse bajo los tres palos. Balerio, con 38 encima y al borde del retiro, jamás cantó el himno nacional en Lima ni de visita, pero se dio el lujo de atajar en buen nivel por la blanquirroja en varios partidos del proceso. Hasta le desvió un disparo de penal al experto Enzo Francescoli en el mismísimo Estadio Centenario (donde Perú cayó 2-1) Con el combinado del 'Ciego' fuera de la máxima cita en Europa por diferencia de goles, Balerio jugó el último año de su carrera en Sporting Cristal, en 1998, y decidió colgar los guantes para dedicarse a ser entrenador en Uruguay (en Rentistas y Atlético Cerro). Allá había jugado en el mismo Rentistas y Bellavista en sus inicios; y también había pasado por Boca Juniors y Racing Club de Argentina, por Blooming de Bolivia y otra vez Rentistas (1992) antes de recalar en el fútbol peruano en 1993 para fichar por Deportivo Sipesa de Chimbote. En 1994 llegó a La Florida y fue tricampeón nacional con la camiseta celeste (1994-95-96) y subcampeón de la Copa Libertadores (1997). Balerio es el tercer arquero no nacido en el Perú que se nacionalizó para defender a la selección. Lo antecedieron Humberto Horacio Ballesteros (sólo disputó amistosos) y Ramón Quiroga, ambos argentinos. Aunque Juan Carlos Zubczuck, nacido en Misiones, Argentina, también fue convocado, pero no jugó ni partidos de fogueo. Hoy Balerio vive en Uruguay y está desempleado como entrenador desde su última experiencia en Atlético Cerro, en el 2006.

miércoles, 13 de junio de 2007

Ariete de doble bandera


En el año 2004 la directiva de Sporting Cristal, equipo que era dirigido por Wilmar Valencia Pacheco, se hizo con los servicios del atacante Luis Aquilino González Gallaguer (en la foto), hijo de un peruano y de una estadounidense. 'Luchi', como le dicen, nació en Miami, Florida, Estados Unidos, el 14 de julio de 1980 y, antes de recalar en el fútbol peruano por una temporada, fue goleador de la Southern Methodist University (de Texas) y del San José Earthquakes (de California), y tuvo un breve paso por el Bodens BK, de la Segunda División de Suecia. Tras su experiencia con la camiseta celeste, con la que marcó cinco goles en los torneos Apertura y Clausura, González volvió a su país natal y fichó por Colorado Rapids de Denver, de la Liga Mayor de EE.UU. antes de integrarse este 2007 a la plantilla del Miami F.C, propiedad de la empresa brasileña Traffic y que disputa la Liga Americana de Fútbol (USL, por sus siglas en inglés), inferior a la MLS. En ese club 'Luchi' juega al lado del ex mundialista Crizam de Oliveira, Zinho, de 40 años. Este atacante, quien también tiene nacionalidad peruana desde el 2005, ha sido seleccionado juvenil por Estados Unidos, con el que participó en el Mundial Sub 17 que se realizó en Egipto, en 1997. Hoy busca volver al combinado nacional (a nivel absoluto) y emigrar otra vez al Viejo Continente.

jueves, 24 de mayo de 2007

'Cholo' con ch…


El ex futbolista Hugo Alejandro Sotil Yerén cumplió el último 18 de mayo un año más de vida. Una importante emisora radial en Lima le celebró el onomástico número 60, edad que el 'Cholo' confesó tener. Y súper emotivo en el estudio, Sotil recibió llamadas al aire de varios amigos y ex compañeros del mundo del fútbol, como Teófilo Cubillas y Juan Seminario, antiguas estrellas peruanas, quienes lo saludaron efusivamente y le recordaron viejas anécdotas, que compartieron entre risas. Un periodista de un diario importante de la capital quiso corroborar en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) los datos de la fecha de nacimiento del legendario ex futbolista de Alianza Lima y se dio con la sorpresa de que había nacido en el departamento de Ica, el 18 de mayo de 1946, o sea, no había cumplido 60 años, sino 61. El hombre de prensa, entre sorprendido y confundido, llamó al ex atacante para preguntarle si, efectivamente, había llegado a 60, como él pregonaba, o a 61, como figuraba en el registro oficial. Y la ex estrella del Barcelona de España, muy suelto de huesos, respondió tajante: “Compadrito, ese RENIEC está mal, también puede equivocarse, yo soy de la misma edad de Teófilo Cubillas, yo nací el 18 de mayo de ¡1949!, tengo 58 años, estoy con la conciencia tranquila, muy fuerte contra todos mis detractores, no me molesten, por favor (sic)”. El también ex jugador de Espartanos de Pacasmayo realmente cumplió 61 y celebró 60 seguramente porque el año pasado los medios se olvidaron olímpicamente de hacerlo. Pero lo que queda claro, ante todo, es que el gran 'Cholo', quien también fungió de actor de cine sin éxito hace 35 años, juega hasta ahora fuera de la cancha como lo hacía en sus años mozos dentro de ella: haciendo diabluras.

martes, 22 de mayo de 2007

Hasta el cuello


Alianza Lima había sido campeón en 2004, tras vencer por penales a Sporting Cristal en el Estadio Nacional, de Lima. El equipo blanquiazul pretendía hacer una campaña decente en la Copa Libertadores de 2005 (al menos superar la primera fase) y conseguir el título del Torneo Apertura de ese año. Para lograrlo contrató al entrenador argentino Rubén Darío Insúa y a los futbolistas Iván Furios, Gustavo Barros Schelotto, Rodrigo Astudillo (argentinos) y Oswaldo Mckenzie (colombiano). Pero no consiguió sus objetivos. Y la directiva, por cuestiones financieras, tuvo que prescindir de los fichajes estrellas, del ex entrenador de San Lorenzo de Almagro y contrató en su lugar a Wilmar Valencia, quien duró poco tiempo, pero pidió, entre otras cosas, a dos delanteros para acabar con la ineficacia del equipo: Roberto Holsen y el uruguayo Román Marcelo Cuello Arizmendi (en la foto) (Quaraí, 1977), quien venía con excelentes antecedentes de la desconocida y millonaria Liga de China (del club Tianjin Teda). El directivo aliancista Peter Ramsey habló maravillas del atacante charrúa, dijo que iba a ser la solución en el ataque porque había marcado muchos goles en todos los equipos en los que militó, siendo el juego aéreo su arma letal. Frontera de Rivera (1999-2000), Cerro (2001), Miramar Misiones (2002), FC Manta de Ecuador (2003) y Rentistas (2004) fueron los clubes que cobijaron a Cuello antes de su arribo a Lima el 15 de agosto de 2005. Cuello, finalmente, no colmó las expectativas, no hizo goles con la camiseta aliancista, y Roberto Chale, que había tomado el lugar de Valencia, lo mandó a la banca para confiar en la dupla Waldir Sáenz-Roberto Holsen. El ariete uruguayo defraudó en Matute y volvió a su país apenas acabó el campeonato. Posteriormente, fichó por Defensor Sporting de Montevideo y después recaló en el fútbol de Chile, donde destaca actualmente. Primero tuvo una sequía de diez partidos seguidos como titular sin poder estrenarse como artillero en Rangers de Talca y hoy, aparentemente después de haberse bañado en ruda, es goleador del modesto Deportes Melipilla.

lunes, 14 de mayo de 2007

No se hace el sueco



Pocos estaban enterados de su existencia hasta que en la Internet se propaló un golazo suyo de antología ante Orebro en la Liga profesional sueca. Y es que Andrés Vásquez Rueda Pinto (Lima, 1987), de los registros del IFK Goteborg, pasó prácticamente del anonimato a la fama en todo el mundo en cuestión de segundos. Él es peruano al igual que sus progenitores, pero vive en ese país escandinavo desde los dos años de edad y, aunque tiene pasaporte sueco, habla perfectamente el español y, lo más importante, no olvida sus raíces incaicas. Ese gol de rabona lo catapultó a las primeras planas de todos los medios impresos en el Perú, al punto que la televisión nacional difundió su magistral gol en repetidas ocasiones, que Juvenal Silva –presidente de la Comisión mundialista- comentó que iba a pedir un seguimiento de su carrera y que Julio César Uribe –seleccionador nacional- dijo que quería hacerle una prueba, a ver si podía corroborar sus condiciones con la blanquirroja. Si bien Vásquez ya defendió a Suecia en partidos amistosos con la categoría Sub 21, está completamente habilitado para jugar por su país de origen cuando lo requieran. Él, pese a que existe interés de la Federación sueca por contar con su concurso a nivel absoluto, no ha descartado que pueda vestir la camiseta nacional próximamente. Lo que queda claro es que, si bien ese gol de juego de vídeo no lo convierte en un jugador excepcional, Vásquez puede ser útil en el equipo que dirige ahora el ex ‘Diamante Negro’ en un puesto como el suyo en el que no sobran jugadores a nivel doméstico. El jugador de Goteborg es zurdo, mide 180 metros, juega de enganche, de volante por izquierda y, en ocasiones, se retrasa para cumplir labores mixtas desde la primera línea. Habrá que verlo en vivo y en directo y no por un vídeo de Youtube.

jueves, 10 de mayo de 2007

Willy winner


En el mundo del fútbol del Viejo Continente no sólo destacan los estelares Claudio Pizarro, Paolo Guerrero, Jefferson Farfán o Nolberto Solano. Hay otros compatriotas que trabajan en absoluto silencio y brillan tanto como los que se visten de corto en los terrenos de juego. Pocos saben que en el comando técnico del poderoso y flamante campeón de Inglaterra, Manchester United, trabaja un peruano con pasaporte brasileño. Se trata de Willy López Clavijo (Lima, 25 de febrero de 1968), un profesional estudioso con capacitación en Cali, Colombia; en Sao Paulo, Brasil; en Madrid, España; en Londres, Inglaterra; entre otros países. López, miembro del comando técnico –se desempeña como auxiliar técnico del equipo principal de los ‘Diablos Rojos’ y como scouting- que lidera el escocés Sir Alex Ferguson, ha trabajado en América de Cali y Deportivo Cali, de Colombia; en Sao Paulo FC e Internacional de Porto Alegre, de Brasil; Atlético de Madrid y Real Betis, de España; RWO Oberhausen y ETB Swarz Weiss Essen, de Alemania; y Chelsea FC de Inglaterra. Ha tenido relación laboral con Hernán Darío Gómez, Reynaldo Rueda, Telé Santana, Mouricy Ramalho, Darío Pereira, Paulo Autuori, Nelsinho Baptista, Carlos Alberto Parreira, Luis Felipe Scolari, Claudio Ranieri, Fabio Capello, Arrigo Sacchi, Otto Rehhagel, José Mourinho y Marcello Lippi, de los que también ha aprendido muchísimo. Este DT nacional está casado con una ciudadana inglesa nacida en Liverpool y ambos tienen un hijo de un año.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Ese de negro…


Las selecciones de Venezuela y Perú iban a medirse entre sí en un duelo eliminatorio rumbo al Mundial de Francia 1998. El equipo peruano, conducido por Juan Carlos Oblitas, iba a visitar al representativo local en el Estadio Agustín Tovar, conocido como ‘La Carolina’, en la ciudad de Barinas, Venezuela, donde el deporte más popular es el béisbol. Un canal de televisión en Lima envió a un grupo de periodistas, entre ellos un ex árbitro internacional FIFA, para cubrir el evento premundialista. En los momentos previos al inicio del compromiso y durante la realización de éste, el ex hombre de negro no se cansaba de repetir que la blanquirroja iba a presentarse por primera vez en ese escenario y explicó, además, que el sobrenombre ‘La Carolina’ se debía a que en esa ciudad la mayoría de mujeres fue bautizada de esa manera. Nadie discutió la versión del comentarista, al menos no al aire aquella vez, pero otros colegas consultaron a los periodistas locales para confirmar o desmentir la versión, y ellos adujeron que a ese escenario le dicen así porque queda alrededor de la antigua Plaza La Carolina, y frente al recinto hay un concurrido burdel con ese nombre. Luego de conocer la historia real del apelativo de ese estadio, el ex juez volvió a Lima y nunca más –felizmente- volvió a comentar un partido de fútbol en la televisión nacional. Su reputación quedó tan oscura como el uniforme que usaba cuando ejercía el arbitraje.

miércoles, 25 de abril de 2007

Parlamentario desubicado


Era 2005 y el brasileño Paulo Autuori conducía a la selección peruana en pleno proceso eliminatorio rumbo al Mundial Alemania 2006. Autuori había recibido críticas diversas por su gestión, al punto que se negó a hablar con la prensa por buen tiempo, debido a que ella se ensañaba con él y con sus jugadores por los resultados negativos obtenidos en el desarrollo de la competencia. Una noche, luego del gris empate a dos de Perú ante Ecuador en el Estadio Nacional, la opinión pública lanzó dardos venenosos contra Andrés Mendoza, responsable de una ocasión increíblemente errada en el minuto final de ese encuentro, pidiendo que no se le convoque más por no dominar la pierna derecha, y sobre Paulo Autuori, acusándolo de incapaz, de mediocre y, en el peor de los casos, de estafador, porque no justificaba en su trabajo los 30 mil dólares de sueldo que recibía al mes, según el vínculo firmado con la FPF. Mendoza y Autuori hicieron caso omiso a los comentarios destructivos; el zurdo delantero volvió a Europa y, tras dejar FC Brujas de Bélgica, emigró a Francia (Olympique de Marsella) y luego a Rusia (Dínamo de Moscú) antes de actuar en Metallurg Doneskt de Ucrania, que defiende hoy a los 29 años. Y nunca más fue convocado a la blanquirroja. Autuori, en cambio, fue llamado por un desubicado parlamentario –Víctor Manuel Noriega- para que ¿explique? a una comisión de investigación del Congreso por qué gana tanto dinero, por qué malgasta la plata de todos los peruanos, por qué maneja un carro del año, por qué vive en una zona exclusiva en Lima y por qué va a su país y regresa de él con tanta frecuencia si la selección está a un paso de ser eliminada de la cita en Alemania. El ex DT de Sporting Cristal y Alianza Lima se indignó por la invitación al Parlamento y, en una decisión censurada por un sector de la prensa y celebrada por otro, optó por renunciar y volver a su patria para asumir las riendas de Sao Paulo cuando aún había cinco partidos por disputar en la Eliminatoria. Autuori no pretendía perder el tiempo y explicar ante los ignorantes legisladores que el dinero que ganaba venía de los auspicios, que un entrenador de su cartel recibe por lo menos una remuneración parecida a la de él por dirigir a una selección, y un largo etcétera. Lo cierto es que Autuori se fue y empezó a ganar de todo: la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes con Sao Paulo, en 2005. Fue contratado luego por Kashima Antlers de Japón por un sueldo astronómico, y después volvió a Cruzeiro, donde trabaja actualmente. ¿Y Noriega? Ese personaje ya no ocupa una curul en el Congreso y, felizmente, no ha aparecido otro que piense como él hasta ahora.

domingo, 15 de abril de 2007

'Carasucia' supersticioso


Defensor Lima jugaba su penúltimo año en Primera División, en 1993. La institución acusaba graves problemas financieros y deportivos, y sólo un milagro podía salvarla de la baja. El presidente del club granate, Félix Tumay, ya no sabía qué hacer para levantar el ánimo de sus pupilos. Una tarde, en uno de los camarines del Estadio Nacional antes de un partido por el Torneo Descentralizado, Tumay reunió a los integrantes del plantel y les pidió desplegar el mayor esfuerzo posible para que el conjunto 'carasucia' resulte airoso y empiece a sumar puntos para evitar el descenso al final de la temporada. Luego de la sesión los jugadores se mostraron sorprendidos por el ingreso de un conocido chamán, invitado por el DT del club, José Chiarella (en la foto), quien había pensado en que ese personaje podía acabar con la mala suerte que los acompañaba. Uno de los futbolistas, hoy responsable máximo de la Agremiación de Futbolistas, se sintió sorprendido, burlado e indignado por la presencia del tipo y abandonó inmediatamente el lugar sin dar explicaciones. El chamán, finalmente, hizo su trabajo, pero nadie sabe si influyó o no en que Defensor se quedara un año más en la máxima categoría. Sin embargo, en 1994 la crisis del club era absoluta (la ayuda del chamán ya no fue posible), al punto que recibió 11 goles en un partido de parte de Sporting Cristal y semanas después perdió la categoría. Hoy participa en la Liga del Cercado de Lima y está organizado como un equipo de barrio, muy lejos del campeón nacional, en 1973, o del ganador de la Copa Plácido Galindo, en 1989.

miércoles, 11 de abril de 2007

Seis son insuficientes


Universitario de Deportes y Alianza Lima jugaban en el Estadio Nacional por la Copa Libertadores, el 3 de agosto de 1988. El cuadro crema ganaba 2 a 0, con goles de José Del Solar (20') y del arequipeño Juvenal Briceño (41'), al final del primer tiempo, periodo en el que los íntimos, dirigidos por Moisés Barack, se habían quedado con 8 elementos por las expulsiones de César Espino (34’), Wilmar Valencia (45’) (en la foto al lado del chileno José Letelier) y Cédric Vásquez (45’), quienes recibieron la tarjeta roja de parte de César Pagano por conducta violenta. Luego del entretiempo, las acciones siguieron hasta el minuto 54, cuando el chileno René Pinto y Eugenio La Rosa, hermano menor de Guillermo, acusaron lesiones imprevistas y ya no pudieron ser reemplazados por el comando técnico, porque el DT aliancista ya había realizado las dos variantes (Marco Charún por Alfonso Reyna y Roberto Rojas por Víctor Reyes, a los 46 minutos) permitidas en ese entonces por la FIFA. Sin cinco jugadores, cuando el máximo ente permite siete al menos para disputar un partido oficial, el cuadro íntimo decidió retirarse de la cancha luego de recibir la venia del juez principal y, por supuesto, el marcador no varió: quedó 2 a 0 a favor de la U, que conducía Juan Carlos Oblitas. En los días posteriores los medios especularon con que Pinto y La Rosa se hicieron a los sentidos para evitar que Alianza, con 8 jugadores en la cancha, sufriera una goleada catastrófica ante el rival de toda la vida, hecho que la ‘U’ tomó como un acto de cobardía y que la Trinchera Norte le recuerda a Comando Svr cada vez que puede en un choque entre ambos.

martes, 3 de abril de 2007

Francotiradores


Antes de la aparición del brillante Claudio Pizarro, Pedro Franco Enrique Navarro Monteiro (Lima, 1962) era el último gran goleador nacido en Perú con lauros en el exterior. Navarro apareció en Deportivo Municipal y luego pasó por Argentina (Independiente y Unión), Colombia (Deportivo Independiente de Medellín), Suiza (FC Wettingen), México (UAG), Sporting Cristal y Carlos Manucci antes de acabar su carrera en Alianza Lima, en 1995. Navarro, ex goleador de las selecciones juveniles y absolutas, entrenaba en Temperley de Argentina, y ya estaba a un paso del retiro cuando recibió el llamado del equipo de sus amores. Volvió a Lima, se puso la blanquiazul y sólo hizo un gol (de cabeza a San Agustín) en los cinco meses que vivió en La Victoria. Una infeliz lesión apuró su retiro a los 33 años y luego, ya en su faceta de DT, dirigió a Sport Agustino, Sporting Cristal, Cienciano, Estudiantes de Medicina, Alianza Lima, Unión Huaral, Sport Boys, Universidad César Vallejo y la selección adulta, esta última durante 2006. Navarro está casado con una ciudadana argentina, a la que conoció durante su paso por Avellaneda; con ella tiene un hijo: Franco Navarro Mandayo, de sólo 16 años. Navarro Junior es estudiante del Colegio Santa María en Lima, con el que ganó la Copa Play Off de Cable Mágico en la categoría 90, y forma parte de las fuerzas básicas de la Universidad de San Martín de Porres, que defiende como delantero. ‘Franquito’, como le dicen, está en México, en Chivas, por un intercambio junto a Enrique Voysest Pietroni, Paolo Ramírez Lozano, Bruno Castellanos Torres y Alonso Osorio Ponce. ¿Ha nacido un nuevo goleador? Eso pronto lo sabremos. De repente podría necesitarlo la selección Sub 17. ¿Y Franco padre? Es asistente del 'Tolo' Américo Gallego en Toluca de México.

miércoles, 28 de marzo de 2007

Expulsión salvadora


Carlos Castro era un recio zaguero central en la década de los años ochenta y noventa. Apareció en Deportivo San Agustín y fue campeón nacional en 1986. César Espino (en la foto) era un cumplidor lateral izquierdo que fue campeón con Sport Boys de El Callao, en 1984, y luego, en 1986, pasó a Alianza Lima. En un choque entre santos y aliancistas en diciembre de 1987, ambos se agredieron mutuamente y el juez Carlos Montalbán les mostró la tarjeta roja a los 85 minutos, con lo que quedaron impedidos de jugar por sus clubes en la siguiente fecha. Espino salió muy molesto de la cancha, hasta le mentó la madre al árbitro central, pero jamás imaginó que esa expulsión le salvaría la vida porque una semana después su equipo debía presentarse en Pucallpa para chocar con el conjunto local por el Torneo Descentralizado. Marcos Calderón, DT de Alianza Lima, reemplazó al ‘Gato’, como le dicen a Espino, con Ignacio Garretón, quien, junto a sus compañeros, al cuerpo técnico, y a un grupo de barristas, perecieron luego de que el avión que los transportaba se precipitó en el mar de Ventanilla, el 8 de diciembre de ese año. Después de la noticia fatídica, Espino pensó en retirarse del fútbol, pero siguió jugando por los íntimos y en otros clubes y, paradojas de la vida, luego fue a disculparse con Montalbán y a agradecerle por haber evitado que viaje a la selva sin retorno.

viernes, 16 de marzo de 2007

Goleador y loco


Lucía un piercing en la lengua y otro en el ombligo, le colgaban aretes llamativos de las orejas, su cuerpo estaba lleno de tatuajes, su estatura era respetable, por algo su fuerte era el juego aéreo y, cada vez que marcaba un tanto, se sacaba la camiseta y mostraba en el pecho la bandera de su país y la inscripción “Made in Argentina”, lo que le originó más de una amonestación. Así recuerda el aficionado peruano a Nicolás Martín Tagliani (Capital Federal, 1975), delantero que jugó seis meses en Alianza Lima: Torneo Apertura 2003. Hizo goles con su zurda potente en el torneo casero, pero el hincha aliancista tiene grabado en la mente aquel golazo de tiro libre que le dio la victoria al conjunto de José ‘Chepe’ Torres sobre el campeón Olimpia de Paraguay, en la mismísima Asunción, por la Copa Libertadores. Durante su estadía en La Victoria, Tagliani, quien venía con antecedentes pugilísticos desde Chile, se ganó líos con algunos referentes en Matute y tuvo que marcharse a Bolivia para seguir su carrera deportiva. Jugó en Jorge Wilstermann, pero la prensa especializada en Lima resaltaba más su relación sentimental con una conocida modelo –Angie Jibaja-, a la que llevó a vivir a Cochabamba. Tagliani empezó en Estudiantes de La Plata, en 1996. En el cuadro ‘pincharrata’ era volante por izquierda, le servía a veces al famoso Martín Palermo y tenía mucha llegada al gol. Quizá por eso acabó desempeñándose como centrodelantero. Después pasó por Quilmes, Delemont de Suiza (1999-2000), Palestino (2000-2001), Cobreloa (2001), Colo Colo (2002), todos de Chile; Unión Atlético Maracaibo de Venezuela (2004), Real Cartagena de Colombia (2005) y Aris de Grecia (2006). Actualmente, después de su corta experiencia en el fútbol helénico, vive en Italia, donde juega en Football Club Vado, de la ciudad de Vado Ligure en la región de Liguria. El club fue fundado en 1913 y juega en la Serie D del Calcio.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Cambio de hábito



Francisco Pizarro Fortunat (Lima, 1971) es un experimentado arquero peruano. Pasó por las fuerzas básicas de Sporting Cristal, pero –quizá- sus mejores presentaciones las dio con la camiseta de Alianza Lima, en 1994, época en la que incluso fue convocado a la selección absoluta por Miguel Company. Por su irregularidad perdió la oportunidad en el arco nacional y luego, tras dejar La Victoria a fines de 1997 como campeón y suplente de Christhian Del Mar, defendió a varios equipos nacionales, como FBC Melgar, Juan Aurich, Alianza Atlético, Deportivo Municipal, Unión Huaral, León de Huanuco y Atlético Universidad. El último de los mencionados, el granate de Arequipa, no le renovó contrato en diciembre de 2004. Sin equipo interesado en contratarlo, Pizarro, llamado ‘Panchi’ por sus amigos, decidió asociarse con su hermano menor José, también arquero, pero en Segunda División, para levantar una empresa: instaló un taller de mecánica en su domicilio en Lima. Estuvo cuatro meses alejado de las canchas, pero metido, sí, entre carrocerías y motores. Un día de 2005, cuando estaba decidido a seguir ensuciándose el uniforme con grasa y aceite, recibió la llamada de un colega que pertenecía a Cristal. “’Panchi’, el club se ha quedado sólo con un arquero, te deben llamar a ver si te interesa volver”, le dijeron. Pizarro recibió la comunicación y la propuesta, y en menos de una semana ya estaba entrenando otra vez en La Florida y, además, se estrenó días después con la divisa celeste. Posteriormente, volvió a Matute en 2006, alternó en el arco con George Forsyth y Joel Pinto, y fue, finalmente, campeón nacional. En 2007 anunció su retiro para asumir la preparación de sus ex compañeros de portería, pero ellos acusaron lesiones imprevistas y tuvo que volver a cuadrarse en el arco aliancista en lugar de Forsyth ante Necaxa de México, por la Copa Libertadores. Su equipo perdió 2 a 1, él no recibió goles, pero atajó por el campeón cuando ya se había desprendido de sus implementos deportivos tras colgar los guantes.

viernes, 9 de marzo de 2007

¡Por tu culpa!


Universitario de Deportes y Unión Minas jugaban un partido por el Torneo Apertura del 2000 en el Estadio Nacional de Lima. El duelo, disputado el 2 de abril de ese año, estaba empatado a cero hasta que el atacante argentino Carlos Alberto Yaqué superó la resistencia del colombiano Lincoln Mosquera, y se desató la tragedia. Luego del gol de la ‘U’, un aficionado, un alférez de la Armada peruana que estaba posicionado en la tribuna oriente, lanzó una bengala que cruzó la cancha hacia occidente e impactó en el rostro de un adolescente con retraso mental, José Mayta, alias ‘Pepito’, de 17 años, quien falleció al instante luego de que el objeto se le incrustara en el ojo y explotara ante la vista de todos. Los aficionados ubicados en la tribuna occidente hicieron lo posible para salvarle la vida, pero no lo lograron. El encuentro, como era de esperarse, fue suspendido por el juez principal Albert Caballero a los 18 minutos (el choque se completó dos días después y acabó 2 a 0) Los periodistas ingresaron a la cancha a hablar con los jugadores y uno de ellos le preguntó a Yaqué si se sentía culpable por la muerte del niño en la gradería. El rioplatense se mostró muy sorprendido por la consulta y respondió con signos de molestia: “¡¿Y sho qué tengo que ver con esto?!” El reportero, súper desubicado, le explicó: “Si no hubieras metido el gol nada de esto hubiera pasado. No hubieran lanzado ninguna bengala”. ¡Plop!

miércoles, 7 de marzo de 2007

Las pesadillas de Freddy


El ascenso a Primera División de Sport Coopsol de Trujillo no sólo generó el ingreso alentador de las Sociedades Anónimas en el fútbol profesional, sino también se dio la aparición de dirigentes nuevos con objetivos diferentes a los de los tradicionales y conocidos. Freddy Ames Hidalgo, un próspero empresario peruano con varios títulos u honores en universidades locales e internacionales, era el presidente de Sport Coopsol (Cooperativa Solar), en 2000, cuando adquirió la categoría del Telefunken 20 de Huaral para jugar el torneo de Segunda División. En 2001, Ames crea otro Sport Coopsol, que se fusiona con Deportivo UPAO de Trujillo, y en 2002 participa en el Torneo Descentralizado como Coopsol Trujillo, luego de que Sport Coopsol, el de Segunda, no lograra el ascenso. Coopsol Trujillo pierde la categoría y se va a disputar la Copa Perú, mientras que Sport Coopsol asciende en 2003 y le vende el derecho a participar en la máxima división a la Universidad de San Martín de Porres, que hasta hoy tiene un lugar en ese circuito. Ames, luego de este negocio redondo y de hacerse de un cupo en el Directorio de la Federación Peruana de Fútbol, le compra los derechos a Deportivo Aviación-FAP, de Segunda, y este club, una asociación civil, interviene en este certamen con la camiseta del Coopsol desde 2004. Ames, además, fue cuestionado por hacerle dobles contratos a los jugadores de Coopsol en 2003, lo que, finalmente, desmintió sin pruebas tangibles; en algún momento de furia pidió que los periodistas deportivos paguen entrada en el estadio Mansiche de Trujillo por criticar desmesuradamente a su equipo y, últimamente, sugirió que la selección nacional utilice elementos nacionalizados para pelear por un lugar en una Copa del Mundo, dudando de la capacidad de los nativos peruanos o minimizando el desempeño de éstos. Con dirigentes nacionales así sólo queda recomendar, proponer o, en el peor de los casos, suplicar que los naturalizados sean ellos.

lunes, 5 de marzo de 2007

La Policía no te respeta


El Club Deportivo ESPOLI (Escuela Superior de Policías), de la Liga ecuatoriana de Primera División, no había obtenido los resultados positivos requeridos por la hinchada y, por supuesto, por la directiva, conformada por policías en ejercicio. Por eso, más de un medio en ese país ya contaba las horas del entrenador Carlos Calderón en el cargo. El despido era inminente, y finalmente sucedió. Y un periodista de un periódico importante en Quito llamó al DT para preguntarle qué opinaba sobre su destitución y cuál era su descargo por los malos resultados de su cuadro en el torneo doméstico. El entrevistado se mostró sorprendido por la llamada, por las preguntas y sólo atinó a decir que nadie le había comunicado nada acerca de su cese de la institución, que sólo sabía por los medios que su estabilidad en el puesto peligraba. La directiva después revisó el caso y decidió continuar con sus servicios. Moraleja: nunca confíen en un policía.

jueves, 1 de marzo de 2007

¡Médico infeliz!


Era 2002 y un jugador que pertenecía a la plantilla de Sporting Cristal acusaba dolores en una de las rodillas luego de un choque dominical que disputó su equipo por el Torneo Apertura de ese año. El futbolista iba a ser considerado por el técnico de turno para el duelo que el cuadro del Rímac debía afrontar en la siguiente fecha del certamen en mención. Debido a los constantes malestares, por los que no pudo entrenar en la semana con normalidad en La Florida, el volante celeste acudió desesperado al departamento médico del club para informarle al galeno que iba a ser complicado que esté a disposición del entrenador, porque cada vez que se tomaba la rodilla los dolores no cesaban y aumentaban con el paso de las horas, explicación que el médico escuchó y respondió de manera tajante: “vas a jugar de todas maneras, esta dolencia tiene solución: simplemente no te tomes la rodilla, y listo”. ¡Plop!

martes, 27 de febrero de 2007

Tarjeta roja


Sergio Ibarra, máximo goleador en actividad en el fútbol peruano, jugaba en el año 2000 en el desaparecido Deportivo Wanka y una tarde, cuando su equipo disputaba un partido por el Torneo Apertura en el estado principal de Huancayo, fue expulsado tras participar en una acción discutida y confusa, la que hoy el atacante sólo recuerda con hilaridad. Lino Morán, su compañero en el equipo verdolaga, había cometido una falta artera y el juez central Carlos Hernández puso la mano derecha en el bolsillo de su short para sacarle la tarjeta roja. Pero cuando el árbitro se disponía a hacerlo, el ‘Checho’, como le dicen a Ibarra, interrumpió la acción y Hernández, entre sorprendido e indignado, lo expulsó, según su interpretación, por haberle tomado la nalga, lo que al futbolista le costó seis meses de suspensión. La Comisión de Justicia revisó las imágenes otra vez luego de la apelación, y rebajó la sanción a 90 días, por lo que el hoy delantero de Sport Boys de El Callao tuvo que irse a Águila de El Salvador, después de quedar imposibilitado de actuar en ese lapso en un equipo local. Después Ibarra volvió al Perú y pasó por varios clubes nacionales y uno del extranjero (Once Caldas de Colombia), pero su momento de gloria absoluta fue defendiendo a Cienciano, con el que ganó la Recopa Sudamericana de 2004. Ibarra, además de tener pendiente el título nacional en el Perú, podría batir el récord de 195 goles de Oswaldo ‘Cachito’ Ramírez. ¿Y Hernández? Se hizo más famoso por esa decisión apresurada, porque la prensa deportiva ya le había puesto ‘Incapacidad’ por su falta de criterio cuando se vestía de negro.

viernes, 23 de febrero de 2007

'Zancudo' trotamundos



El fútbol peruano siempre ha adolecido de laterales izquierdos. Generalmente en las selecciones los técnicos de turno han improvisado en ese puesto a varios elementos. Uno de los sacrificados fue Percy Celso Olivares Polanco (Lima, 1968), quien empezó como atacante y acabó jugando de marcador de punta por la banda zurda, pese a ser diestro. Fue titular en esa ubicación por más de 10 años, sin que nadie le hiciera sombra al menos. Olivares, además, era multifuncional porque también se desempeñaba por la otra banda, como central, volante de contención y, en ocasiones de emergencia, como mediocampista por izquierda. Hincha confeso de Alianza Lima, el ‘Zancudo’, como le puso la prensa peruana, ha vestido muchas camisetas en su larga trayectoria deportiva, entre ellas la de Sporting Cristal, Deportivo Cali de Colombia, Nurenberg de Alemania, Tenerife de España, Fluminense de Brasil, Rosario Central de Argentina, Cruz Azul de México, Universitario de Deportes, PAOK y Panathinaikos de Grecia, Dalls Burn de Estados Unidos y Alianza Atlético de Sullana, su último equipo en 2005, cuando decidió dar un paso al costado a los 38 años para dedicarse a la formación de menores en la escuela de fútbol Macho Center, en el distrito de Surco, en Lima. Su hermano mayor, Pedro, también fue futbolista, pero no logró la misma figuración.

miércoles, 21 de febrero de 2007

Vikingo de resistencia

Es uno de los pocos futbolistas extranjeros sin mayor renombre en su país de origen que se ha dado el lujo de vestir sólo las camisetas de dos grandes del fútbol peruano. Juan Carlos Kopriva Rivera (Resistencia, Chaco, 1964), el ‘Vikingo’, como le puso la prensa ecuatoriana, era un futbolista argentino de gran dinámica, tenía criterio en el manejo de la pelota, buen disparo, y algo muy importante en estas épocas: se acomodaba con facilidad en varias ubicaciones, aunque su puesto original era de volante mixto. Empezó en Deportivo Italiano, en 1983, donde incluso llegó a ser arquero por emergencia en un partido. Sin hacer inferiores debutó en Primera División en 1986. Un año después, en 1987, se fue a préstamo a Deportivo Cuenca de Ecuador. Volvió a Italiano en la temporada 88/89 y desde 1990 hasta 1995 jugó en el exterior: arrancó en Sporting Cristal (campeón peruano en 1991); siguió en Deportes La Serena y Everton, ambos de Chile, para retornar al fútbol peruano en 1994, donde defendió a Alianza Lima. Sin representante conocido, Kopriva volvió a Italiano, y después pasó por Los Andes y Club Atlético Tigre. Tras actuar brevemente por All Boys emigró a Uruguay para jugar en Racing de Montevideo, donde en octubre de 2000 concluyó su carrera como futbolista. Le llegó la oferta para hacerse cargo de la dirección técnica de Tigre, posición que ocupó hasta septiembre de 2001. Como entrenador, además de Tigre, trabajó en Italiano, Temperley, y su último club fue Deportivo Merlo en 2006. A Kopriva, quien hoy tiene 42 años, se le recuerda bastante en el Perú por haber sido víctima de un puñetazo de parte del ex internacional paraguayo Jorge Amado Nunes durante un clásico disputado en Matute, en 1994. El futbolista con nariz pronunciada recibió un golpe en la cara y fue literalmente noqueado luego de reclamarle al jugador guaraní por una falta anterior a otro jugador aliancista.

lunes, 19 de febrero de 2007

Las pepas de la ‘Pepa’


De Horacio Raúl Baldessari Guntero (Córdoba, 1958) sólo se sabe en Perú que le dicen la ‘Pepa’, que jugó en Deportivo Municipal y Sporting Cristal entre 1990 y 1993, que desde hace años trabaja como comentarista en la televisión peruana y que en paralelo dirige una academia de fútbol para menores con su nombre en Lima. La ‘Pepa’ empezó en Sportivo Belgrano, en 1975, y luego pasó a Belgrano. En 1978, dejó Argentina para fichar por Blooming de Santa Cruz, Bolivia. En 1980, regresó a Belgrano, y luego pasó por Racing de Córdoba (1981), Oriente Petrolero (1982), Bolívar (1983), Oriente Petrolero (1984), Bolívar (1985), Blooming (1986), Destroyers (1987) y Belgrano (1988-89-90) Pese a haber jugado años en el país del altiplano, y a ser uno de los máximos artilleros en la historia de la Liga de ese país, nunca fue llamado a la selección. Como entrenador trabajó en Aurich-Cañaña de Chiclayo (campeón de la Copa Perú en 1993) hasta 1995, en León de Huanuco (1996) y Deportivo Municipal (2000). Empezó como comentarista en televisión en ATV al lado de Gustavo Barnechea, con quien trabajó también en Cable Mágico Deportes (CMD) hasta 2002; en Red Global se desempeñó con Luis Miguel ‘Micky’ Rospigliosi, hijo del desaparecido ‘Pocho’; y actualmente lo hace en Panamericana Televisión como panelista junto a Luis Trisano. ¿Por qué le dicen la ‘Pepa’? En Argentina pepa significa gol y en Belgrano le vieron similitud física con el legendario José Omar Reinaldi, la ‘Pepona’, por eso empezaron a llamarlo ‘Pepita’; y con los años, ya mayor, quedó como ‘Pepa’. Baldessari tiene hoy 49 años, está casado en segundas nupcias con una peruana y, tras nacionalizarse boliviano para ayudar a un amigo argentino con el cupo de extranjeros en Bolívar, posee también pasaporte peruano. Una vez, cuando se ganó críticos por dirigir a La Academia sin cobrar un solo centavo, confesó a la revista Don Balón Perú: “En estos años pasaron un sinnúmero de cosas que me hicieron peruano”.