jueves, 9 de agosto de 2007

Nunca digas nunca


En el 2002 la directiva de Universitario de Deportes contrató al argentino Ángel Cappa Polchi como entrenador del plantel principal. El ex director técnico de Tenerife y de Real Madrid en España logró el título del Torneo Apertura tras igualar (0-0) con Alianza Lima en el Estadio Mansiche de Trujillo. El plantel crema dio la vuelta olímpica en ese escenario y, ya en el camarín, los cánticos alusivos hacia el clásico rival se repitieron constantemente entre los jugadores. "Llora, llora cag…, llora, llora cag…, el que no salta es un cag…, el que no salta es un cag…", fueron las frases que acapararon la celebración de los flamantes campeones. Uno de los más emocionados en el vestuario era Carlos Fabián Orejuela Pita (Lima, 1980) -un crema hasta los huesos-, quien, en caliente, empezó a repetir que la 'U' es la 'U', que es el mejor equipo del Perú, que es lo más grande del fútbol nacional y, sobre todo, que nunca jugaría en el país en otro equipo que no fuera la 'U' y que jamás se pondría la blanquiazul ni por todo el dinero del mundo. Una semana después del título crema en la Ciudad de la Eterna Primavera, el Estadio Monumental parecía un funeral, los jugadores lucían caras largas porque estaban impagos y al final de la temporada tuvieron que conformarse con el subtítulo nacional. Orejuela –¡oh sorpresa!- se fue a Sporting Cristal (2003), luego a Sport Boys (2004), a Cienciano del Cusco (2005) y en el 2006, por una suculenta oferta, se mudó a La Victoria para jugar en ¡Alianza Lima!, con el que fue campeón y dio la vuelta olímpica en el mismísimo estadio de Matute. El jugador estaba en la lista de elementos renovables para la temporada 2007, pero prefirió volver al Rímac para lograr mayor continuidad, pues con el uruguayo Gerardo Pelusso había sido prácticamente pieza de recambio. Hoy alterna en el primer equipo celeste, que entrena Juan Carlos Oblitas, y solo piensa en hacer goles, en ser campeón nacional y en emigrar al exterior a los 27 años.