viernes, 19 de octubre de 2007

Un NN ilustre


A la directiva de Universitario de Deportes le ofrecieron, en 1997, un volante de contención de origen africano que respondía al nombre de Geremi Sorele Njitap Fotso (en la foto), o simplemente Geremi. El futbolista, nacido en Camerún en 1978, había empezado su carrera en el Rácing Football Club, de Bafoussan, una ciudad de su país natal, y después se fue a jugar por seis meses al Cerro Porteño de Paraguay, en el que solo disputó seis partidos en la Liga de ese país. El responsable de la Comisión de Fútbol de la 'U' revisó el currículo del jugador y, luego de consultarle al presidente del club, le bajó el pulgar: "A éste no lo conoce nadie. Mejor traemos un delantero", dijo. Geremi, por supuesto, jamás pisó suelo peruano. Ni siquiera como turista. Como el popular cuadro guaraní no le renovó el contrato él prefirió aceptar una jugosa oferta del Gençlerbirligi de Turquía, en el segundo semestre del 1997, para dar el gran salto de su carrera al Real Madrid en 1999. En el 2002 se marchó al Middlesbrough, en el 2003 al Chelsea y en esta temporada, la 2007-2008, se mudó al Newcastle United, también de Inglaterra. Dicen que, cuando Geremi fichó por el cuadro madridista por una millonaria cifra, más de un dirigente crema se jaló los pelos por haber menospreciado a un africano desconocido que había sido ofrecido por una bicoca al club, que en ese año, en 1997, no logró clasificar a la Copa Libertadores de 1998 y, además, vio cómo su archirrival, Alianza Lima, se quedaba con el título nacional después de 19 años de sequía.