martes, 3 de abril de 2007

Francotiradores


Antes de la aparición del brillante Claudio Pizarro, Pedro Franco Enrique Navarro Monteiro (Lima, 1962) era el último gran goleador nacido en Perú con lauros en el exterior. Navarro apareció en Deportivo Municipal y luego pasó por Argentina (Independiente y Unión), Colombia (Deportivo Independiente de Medellín), Suiza (FC Wettingen), México (UAG), Sporting Cristal y Carlos Manucci antes de acabar su carrera en Alianza Lima, en 1995. Navarro, ex goleador de las selecciones juveniles y absolutas, entrenaba en Temperley de Argentina, y ya estaba a un paso del retiro cuando recibió el llamado del equipo de sus amores. Volvió a Lima, se puso la blanquiazul y sólo hizo un gol (de cabeza a San Agustín) en los cinco meses que vivió en La Victoria. Una infeliz lesión apuró su retiro a los 33 años y luego, ya en su faceta de DT, dirigió a Sport Agustino, Sporting Cristal, Cienciano, Estudiantes de Medicina, Alianza Lima, Unión Huaral, Sport Boys, Universidad César Vallejo y la selección adulta, esta última durante 2006. Navarro está casado con una ciudadana argentina, a la que conoció durante su paso por Avellaneda; con ella tiene un hijo: Franco Navarro Mandayo, de sólo 16 años. Navarro Junior es estudiante del Colegio Santa María en Lima, con el que ganó la Copa Play Off de Cable Mágico en la categoría 90, y forma parte de las fuerzas básicas de la Universidad de San Martín de Porres, que defiende como delantero. ‘Franquito’, como le dicen, está en México, en Chivas, por un intercambio junto a Enrique Voysest Pietroni, Paolo Ramírez Lozano, Bruno Castellanos Torres y Alonso Osorio Ponce. ¿Ha nacido un nuevo goleador? Eso pronto lo sabremos. De repente podría necesitarlo la selección Sub 17. ¿Y Franco padre? Es asistente del 'Tolo' Américo Gallego en Toluca de México.