lunes, 14 de mayo de 2007

No se hace el sueco



Pocos estaban enterados de su existencia hasta que en la Internet se propaló un golazo suyo de antología ante Orebro en la Liga profesional sueca. Y es que Andrés Vásquez Rueda Pinto (Lima, 1987), de los registros del IFK Goteborg, pasó prácticamente del anonimato a la fama en todo el mundo en cuestión de segundos. Él es peruano al igual que sus progenitores, pero vive en ese país escandinavo desde los dos años de edad y, aunque tiene pasaporte sueco, habla perfectamente el español y, lo más importante, no olvida sus raíces incaicas. Ese gol de rabona lo catapultó a las primeras planas de todos los medios impresos en el Perú, al punto que la televisión nacional difundió su magistral gol en repetidas ocasiones, que Juvenal Silva –presidente de la Comisión mundialista- comentó que iba a pedir un seguimiento de su carrera y que Julio César Uribe –seleccionador nacional- dijo que quería hacerle una prueba, a ver si podía corroborar sus condiciones con la blanquirroja. Si bien Vásquez ya defendió a Suecia en partidos amistosos con la categoría Sub 21, está completamente habilitado para jugar por su país de origen cuando lo requieran. Él, pese a que existe interés de la Federación sueca por contar con su concurso a nivel absoluto, no ha descartado que pueda vestir la camiseta nacional próximamente. Lo que queda claro es que, si bien ese gol de juego de vídeo no lo convierte en un jugador excepcional, Vásquez puede ser útil en el equipo que dirige ahora el ex ‘Diamante Negro’ en un puesto como el suyo en el que no sobran jugadores a nivel doméstico. El jugador de Goteborg es zurdo, mide 180 metros, juega de enganche, de volante por izquierda y, en ocasiones, se retrasa para cumplir labores mixtas desde la primera línea. Habrá que verlo en vivo y en directo y no por un vídeo de Youtube.