martes, 23 de enero de 2007

Lente en dirección


Llegó al fútbol peruano como un ilustre desconocido. Y es que era uno de los tantos extranjeros que recaló en el Perú para ver si la suerte le sonreía. Y lo logró. Gerson Ricardo Lente (Santo André, 1972) empezó su carrera en el modesto Santo André, de Sao Paulo. Posteriormente, ya en suelo peruano, jugó primero en el recién ascendido y antiquísimo Ciclista Lima, en 1994, y luego, por su olfato goleador, pasó en 1995 a reforzar Alianza Lima, con el que disputó la Copa Libertadores ante Bolívar de La Paz y Jorge Wilstermann de Cochabamba y en el que hizo dupla con el goleador histórico Waldir Sáenz. No acabó la temporada con el cuadro íntimo porque una tentadora oferta de la Unión Deportiva Lérida (Lleida) de España, donde recibió más críticas que elogios, lo mudó al Viejo Continente por breve tiempo. En 1996, regresó a territorio incaico y fichó por Sporting Cristal, con el que marcó algunos goles y fue campeón de la temporada. No renovó contrato y volvió a Europa para desempeñarse de manera regular en el fútbol de Turquía. Allí defendió a Canakkale Dardanespor, y luego se marchó a China para enrolarse en Huwan, y a Arabia Saudita para militar en Al Ittihad. Pegó la vuelta a su país natal y militó en varios equipos, como Gremio Maringá, XV de Campo Bom, Vila Nova, Uniao Sao Joao, Bahía, 15 de Novembro y Uniao de Araras, en los que actuó como volante ofensivo en lugar de centrodelantero efectivo. Hoy Gerson Lente tiene ya 34 años y está retirado del fútbol. En los últimos meses de 2006, luego de rescindir contrato con Bahía, dirigió interinamente a Real Brasil Club de Fútbol, de la Serie Prata del Campeonato Paranaense, club del que es responsable máximo en este momento tras formalizar el vínculo como director técnico. Lente destacaba por el tranco largo, por el dominio que tenía de los dos perfiles, por el juego aéreo (llegaba a un metro con 82 centímetros) y, por supuesto, por la facilidad que tenía para mover las redes rivales.