miércoles, 17 de enero de 2007

El “Demonio del Caribe”


Mario Eugenio Dolmo Flores (Puerto Cortés, 1965) es un ex futbolista profesional nacido en Honduras. En 1994 defendió con relativo éxito a Universitario de Deportes al lado de su compatriota César Obando, en la época en que algunos clubes peruanos se fijaban en jugadores internacionales centroamericanos. Mario Dolmo, veloz puntero izquierdo en sus años mozos, empezó en Platencito, y luego en Platense de su natal Honduras, en 1983, a nivel profesional. Después pasó por Suchitepequez de Guatemala (1985), Olimpia de Honduras (1986-87-88), Santos Laguna de México (1989-1992), Petrotela (1992), Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica (1992-93-94), otra vez Olimpia (1995-1998), Victoria de La Ceiba (1999-2000) y Broncos (2001). En 2002 cruzó la frontera para vincularse a Isidro Metapán de El Salvador, y luego se marchó a la semiprofesional Liga de Nicaragua, donde defendió a Real Estelí, a los 38 años. Dolmo Flores sigue jugando como veterano en Atlético Portuario y también enseña todo lo que sabe a la juventud de Choloma, municipio en el departamento de Cortés, mientras busca dar el siguiente paso en su carrera: ser director técnico profesional. En la Liga de Honduras hizo 36 goles: 22 con Olimpia, 10 con Platense, 3 con Victoria y uno con Petrotela. Alguna vez le hizo un gol de cabeza a la selección de Brasil en un amistoso, que él considera inusual porque su fuerte jamás fue el juego aéreo; además marcó dos goles en la Copa Libertadores de 1994 ante EMELEC de Ecuador y Alianza Lima. La prensa deportiva en Lima bautizó al ex internacional hondureño como el “Demonio del Caribe” sin percatarse jamás de que ese país latinoamericano pertenece a Centroamérica.

1 comentario:

Edwin Gutierrez dijo...

Gracias, los de Choloma lo conocemos bien...especualmente desde que Salio en la prensa de Honduras