sábado, 9 de diciembre de 2006

No era tan 'Machito'


Mario Gómez Urbina (Lima, 1981) era futbolista (volante ofensivo y lateral izquierdo) de Universitario en 2002 cuando un agente le propuso llevarlo a prueba a un equipo modesto de la Segunda División de España, Xerez Deportivo, de la ciudad de Jerez de la Frontera. 'Machito', como le dicen, aceptó y viajó a someterse a rigurosos exámenes físicos y técnicos bajo las órdenes del ex internacional alemán Bernd Schuster. El jugador peruano pasó todas las pruebas y el DT teutón, luego de enterarse de sus antecedentes, le dijo: "Mario, me gusta tu juego, vas a quedarte, pero tienes que ser disciplinado, no vas a trasnochar, vas a levantarte temprano, tienes que cuidar mucho tu vida personal para rendir en la cancha, si no no tienes lugar en el equipo". Gómez, luego de escuchar las exigencias del ex jugador de Real Madrid y de Atlético de Madrid, se fue a su habitación y, sin contar con la venia de la directiva del conjunto español, tomó el primer vuelo que encontró hacia a Lima y volvió al Perú para jugar otra vez en la 'U'. Después estuvo involucrado en un hecho delictivo (sospechoso de haber asesinado a una mujer), pasó por Sport Ancash de Huaraz y por la Universidad de San Martín de Porres antes de pelear el descenso con Sport Boys de El Callao.