viernes, 22 de diciembre de 2006

Cuadros sin Marco


A Jorge Ramírez Tabacchi, jugador del descendido José Gálvez de Chimbote, le dicen 'Loverita' porque es sobrino de Marco Lovera Tenemás (en la foto), ex jugador, entre otros equipos, de Alianza Lima y Alianza Atlético de Sullana. Lovera apareció en el fútbol profesional a fines de la década de los años ochenta. Fue seleccionado Sub 20 con César 'Chalaca' Gonzalez, en Venezuela, en 1991, y Sub 23, con Fernando Cuéllar, en Paraguay, en 1992. Jugó en Alianza Lima y, tras varios pasos por otros clubes (Deportivo Municipal, Cienciano, Sport Boys y Unión Huaral), decidió retirarse del fútbol a la temprana edad de 28 años. Se trataba de un volante ofensivo con mucha técnica, incluso llegó a hacer goles importantes, pero su carrera no alcanzó mayor resonancia sólo por motivos que él conoce. Quizá, según una entrevista que le hizo un diario deportivo en Lima, por el maltrato de los dirigentes de entonces. La prensa deportiva lo lapidó alguna vez luego de estar involucrado en un hecho bochornoso en un aeropuerto en Bolivia, y del que nadie ha sabido explicar la versión oficial. Hoy Lovera, de 34 años, vive en Nueva York, Estados Unidos, juega fútbol como aficionado con los latinos inmigrantes y se dedica también a otros menesteres para ganarse la vida dignamente. Tiene, además de Jorge Ramírez, dos sobrinos más metidos en el fútbol: Javier Lovera (ex Deportivo Wanka) y Martín Tenemás (ex Alianza Atlético de Sullana)