sábado, 5 de abril de 2008

Sin agente inteligente


El colombiano Johnnier Montaño Caicedo (en la foto) (Cali, 1983) fue el protagonista de la novela más larga que se haya armado en los últimos años en un verano en el fútbol peruano. El jugador, quien en el 2007 defendió con éxito a Sport Boys del Callao, firmó un precontrato con Universitario de Deportes en octubre pasado y en diciembre de ese año puso su rúbrica en un documento que lo ligaba a Alianza Lima por el 2008. El futbolista, ex internacional con su país en varios torneos internacionales, cometió el error de aceptar compromisos con dos instituciones diferentes. Ante la posibilidad de ser suspendido por seis meses por incurrir en una falta grave, el ¿representante? del jugador, John Lozano, explicó las razones por las que su patrocinado firmó los contratos: "Es que Johnnier tiene 24 años, es un chico muy noble, muy buena gente y no sabe decir que no" (sic). ¡¡¡¿Qué?!!! Una respuesta descabellada la del responsable de manejar los intereses profesionales del ex elemento del Parma, Verona y Piacenza de Italia. Finalmente, el zurdo, entre tantos dimes y diretes, fue habilitado por la Federación Peruana de Fútbol (FPF) para que defienda al cuadro blanquiazul en el Torneo Apertura. Después de saber la versión de Lozano, ya sabe estimado lector, si tiene deudas, si quiere que alguien le preste dinero o si está desesperado por vender algo, Montaño será, de hecho, un excelente colaborador, porque es tan, tan buena gente que no sabe negarse ante un pedido de esa magnitud. Un consejo, Johnnier, ¡cambie de representante!.