viernes, 25 de abril de 2008

El 'Cóndor' pasa...


Andrés Augusto Mendoza Acevedo (Chincha, 1978) había hecho dos goles (ante Paraguay y Chile) en el inicio de la Eliminatoria rumbo a Alemania 2006. Y la afición lo reclamaba como titular indiscutible por la baja producción de Claudio Pizarro de cara al gol. Pero la pólvora se le mojó rápido al zurdo porque entró en una sequía goleadora alarmante y por eso la hinchada empezó a criticarlo y a pedir que no sea llamado más a la selección. Una tarde, cansado de la avalancha de agravios desmedidos en su contra, el 'Cóndor' acabó el entrenamiento en la Videna de San Luis y, mientras caminaba hacia las duchas de ese recinto, una cámara de un canal de televisión logró grabar unas declaraciones suyas off the récord: "Yo solo hago goles por el equipo que me paga, no por la selección". Por esa frase inapropiada el repudio por el ex delantero del Club Brujas de Bélgica creció sobremanera, al punto que, tras fallarse ese gol increíble ante Ecuador en el Estadio Nacional por no saber definir con la pierna derecha, la prensa especializada empezó a catalogarlo como inútil, incapaz, inepto, antipatriota, antihéroe, y demás sandeces. Mendoza, harto del cargamontón nacional, volvió a Europa y, tras algunas diferencias con Freddy Ternero –seleccionador que sustituyó al dimitente Paulo Autuori-, comentó que no iba a ponerse la blanquirroja en mucho tiempo. Y solo regresó cuando Julio César Uribe y José 'Chemo' Del Solar lo llamaron de nuevo en el 2007. Recientemente, y debido a su presunta participación en la juerga del hotel El Golf Los Inkas de La Molina, el ex elemento de Sporting Cristal recibió una sanción de 18 meses y, además, deberá pagar una multa astronómica como reparación civil. Enterado de la resolución final que dictó la Comisión de Justicia de la FPF, el ahora futbolista del Steaua de Rumania dijo, muy irónico, desde Bucarest: "¿Yo tengo que pagar una multa? Je!, primero que la Comisión (Sudáfrica 2010) me devuelva el dinero que yo puse por viajar a Lima cada vez que me llamaban a la selección". ¡Plop!