miércoles, 28 de mayo de 2008

¿Loco yo?


Alianza Lima disputó cinco partidos seguidos de la mano del ex capitán José Soto y no sumó triunfos en ellos en el Torneo Apertura. Preocupados por la racha negativa, los dirigentes del club blanquiazul comentaron que, como un recurso extremo, no era mala idea contratar a un psicólogo deportivo para ayudar al plantel a salir del trance en el que se encontraba. Enterado de la idea que fue difundida por la prensa deportiva, el colombiano Johnnier Montaño dijo una tarde en Matute: "¡¿Qué?! ¿Tenemos que ir al psicólogo? No, no necesitamos uno, además, para que sepan, yo no estoy loco"…. Al talentoso volante le vendieron la idea, como a mucha gente, de que a los que sufren o muestran indicios de locura los trata el psicólogo, que se encarga de penetrar con el conocimiento en la intimidad de las personas, cuando en realidad el psiquiatra es el especialista en la materia. Eso sí, habría que recordarle al ex jugador del Sport Boys del Callao que sí hay que ser bien loco o, mejor dicho, recontra loco, para firmar contratos con dos clubes distintos en un breve periodo y tener, además, un (dizque) representante que, para defenderlo, adujo que su patrocinado no sabe decir no. ¡Si serán!