miércoles, 28 de mayo de 2008

Jefe artificial


La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) decidió el 2 de julio del 2007 que el estadio Luzhniki en Moscú (en la foto) sea la sede de la final de la Liga de Campeones de Europa 2007-2008 el último 21 de mayo. Un canal de cable en Lima le dio amplia cobertura a la noticia porque era la primera vez que la capital de Rusia iba a recibir un partido tan importante en el Viejo Continente. Sin embargo, un día antes del encuentro entre Manchester United y Chelsea de Inglaterra el responsable de la producción de ese medio le preguntó a uno de sus asistentes si el pleito entre esos equipos era el de ida o el de vuelta, lo que generó mayúsculo asombro en la redacción. Y es que no era la primera vez que el jefe hacía una pregunta similar. Ya en el 2007 osó consultar si la Liga de Campeones era lo mismo que Champions League. Lo cierto es que, yendo al partido, la victoria le correspondió a los del escocés Álex Ferguson en tanda de penales. El estadio Luzhniki, hay que decirlo, era uno de los pocos en Europa que tenía césped artificial, pero por pedido de los clubes implicados fue cambiado otra vez a natural para comodidad de los jugadores. Ahora qué dirá Arturo Woodman (jefe del Instituto Peruano del Deporte), defensor a ultranza de los campos sintéticos.