jueves, 25 de diciembre de 2008

Amigos y rivales


Franco Navarro (en la foto) era entrenador de Cienciano en el Torneo Apertura 2008 y antes de que finalice ese certamen la prensa deportiva voceaba a Julio César Uribe como su sucesor en ese club. Navarro, enterado de los contactos entre el inefable Juvenal Silva y el "Diamante", empezó a declarar a los periodistas de que no le extrañaba que su ex compañero en la selección estuviera negociando a sus espaldas cuando él ostentaba el cargo. "Lo conozco desde hace años. Sé de qué pie cojea", dijo el "Pepón" en la Ciudad Imperial. Uribe, al escuchar los comentarios de su colega, no quiso responderle y sólo atinó a reírse. Una semana después Juvenal Silva presentó a Uribe como nuevo entrenador del cuadro cusqueño para el Torneo Clausura y el ex jugador del América de México aseguró, entre otras cosas, que no iba a tomar ninguna represalia contra Franco Navarro Mandayo, hijo del ex goleador e integrante de la nómina profesional de Cienciano. Tras cinco fechas del segundo certamen del año, Navarro Junior ni apareció entre los suplentes. Uribe, contradiciendo sus palabras, lo había marginado del plantel. "Franquito", cansado de la indiferencia del jetón, volvió a Lima, pidió que lo presten a otro club, pero Juvenal Silva, sapazo como el solo, pidió por la cesión como si se tratara de Lionel Messi. Narravo fue a probarse al FC Brujas de Bélgica y luego, ya en la capital, quedó inactivo hasta el final de la temporada. En el 2009 jugará por Sporting Cristal, donde su progenitor fue goleador antes de retirarse del fútbol en 1995. (Foto: Diario del Cusco)