lunes, 25 de febrero de 2008

Presidente incompetente


Miguel Monteverde dejó la presidencia del Sport Boys y Luis Mattos (en la foto) tomó la posta en el 2007. El nuevo mandamás rosado, debutante en estos menesteres, decidió que el plantel del 2008 sea contratado mediante un presupuesto austero por las enormes deudas que agobian a esa institución. Uno de los fichajes estrella del equipo era el arquero Francisco Bazán Landi, quien arregló de palabra con los rosados en enero luego de un año y medio de actividad en Chipre (Anorthosis Famagusta de Larnaca y Olimpiakos de Nicosia). Bazán (Lima, 1981), de 26 años, fue presentado en la Videna y empezó a hacer la pretemporada con su nuevo club allí. Pero 25 días más tarde anunció que dejaba el Callao. ¿Por qué? Boys viajó a disputar un amistoso en Tarma y, como él no tenía contrato firmado, prefirió quedarse en Lima antes que correr el riesgo de sufrir una lesión en la sierra ¿Y por qué el acuerdo solo fue verbal? Mattos tuvo una respuesta desconcertante: "He estado muy ocupado, ya habíamos acordado todo con 'Paco' y, francamente, ante tantos problemas por resolver, olvidé solucionar el tema de Bazán. Yo creo más en la palabra que en un documento firmado. Pero sólo él y yo sabemos por qué no firmó el acuerdo". Boys registró a Salomón Libman y al juvenil Miguel Sotillo en la F.P.F y el blondo guardameta, que prefiere jugar otra vez en el exterior, sigue en Lima sin que haya un cuadro interesado en pagarle lo que él desea por sus servicios. Con estos dirigentes...